03 de febrero de 2019
03.02.2019
fútbol sala - Primera/Segunda División

El Ourense Envialia cae ante el Alcorcón y se aleja de la cabeza

Sara marcó el tanto local y Vane Sotelo hizo dos para las madrileñas

03.02.2019 | 03:52
Las ourensanas del Alcorcón, Ana Rivera y Vane Sotelo, celebran un gol, ayer en Os Remedios. // A. Iglesias

El 2019, que comenzó de la mejor forma para el Ourense Envialia, se le está torciendo. Ayer encajaban su segunda derrota consecutiva ante el Alcorcón (1-3), que unida al empate en Majadahonda hace retroceder a las de Gonzalo Iglesias, Morenín, a la séptima plaza. El madrugador gol de la ourensana Vane Sotelo, superando a la portera local Vane tras ganarle la espalda a la zaga, permitía al Alcorcón dominar los primeros compases.

Estaban más intensas y dominaban el juego ante un Ourense Envialia que, poco a poco, se desperezaba, pero que no encontraría el camino del gol en el primer tiempo. En el segundo, las madrileñas volvían a estar muy metidas y abrían brecha con el 0-2, obra de Pipi culminando una transición a los 24 minutos de juego.

Las locales no estaban cómodas hasta que en un intento lejano de Sara Moreno, a la salida de un saque de esquina, cambiaba el panorama. El partido se equilibró ante un Alcorcón que optaba por administrar su renta y contemporizar. El equipo ourensano tuvo una clara ocasión en las botas de Idoya para igualar el partido, pero tras varios remates el balón se acabaría estrellando en el travesaño. A un minuto del final las locales optaban por el juego de cinco, pero sería el Alcorcón quién le pondría el cierre al encuentro con el 1 a 3 definitivo, obra de Vane Sotelo con un remate a la escuadra tras un espectacular control del esférico con el cuerpo.

En lo que respecta a la Segunda División, el Cidade das Burgas no dejó pasar la ocasión de superar al Muslera de Guarnizo para seguir enganchado a la zona alta. Las de Manolo Codeso se impusieron por 1-3, abriendo Clara el tanteador. En la segunda parte, no faltaron los goles habituales de Sonia y María Arias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook