14 de enero de 2019
14.01.2019

Fernando Currás: "Me gustó cómo se encendieron el equipo y la grada"

"Cuesta mucho ganar y cada punto hay que sufrirlo, trabajarlo y disfrutarlo", asegura

14.01.2019 | 01:29
El técnico unionista, Fernando Currás, celebra el gol del empate, ayer en O Couto. // Iñaki Osorio

El entrenador de la UD Ourense ensalzaba en su análisis del partido la reacción de los suyos tras ponerse por detrás en el marcador. Fernando Currás vio al equipo de menos a más. "Fue un partido de reinicio tras parón -indicó-. En el primer tiempo nos costó entrar, conseguir fluidez. Ellos son un equipo que te exige estar bien y dominarlos, si no con esos jugadores que quedaban descolgados daba la sensación de que no estábamos cómodos. A partir de la mitad del primer tiempo nos encontramos mejor con balón, sin ser una maravilla porque tampoco el estado del césped permitía una circulación muy eficiente, pero por lo menos nos evitamos ese estar incómodos".

El tanto de los visitantes marcó el punto de inflexión, señaló Currás: "En el segundo tiempo, salimos bien, pero nos encontramos con un gol en contra y el equipo, en vez de venirse abajo, siguió creyendo en eso que estamos trabajando y la verdad es que tuvimos ocasiones para no sufrir tanto, pero fuimos incapaces de meter ese gol que amplíase la ventaja. Al final, otra vez a pedir la hora, porque en cualquier situación se puede ir al traste la idea de conseguir los tres puntos, que creo que merecimos".

El técnico ourensanista incidió en la reacción: "Nunca sabes muy bien por qué pasa, aunque tampoco hay que darle muchas vueltas. El partido va evolucionando y me gusta cuando apelamos al alma, dentro de un orden establecido. Puedes pensar, y por qué no sales así desde el principio. No hay botones a los que darle. Eso es dinámica de juego, y creo que es para estar contentos porque una vez más sufrimos una barbaridad para ganar los tres puntos, pero ya son 36".

Fernando Currás se muestra muy satisfecho con la salud del grupo: "Hay gente que está entrando y haciéndolo muy bien y otra que trabaja bien y no está teniendo los minutos que a lo mejor merece. Hay que seguir manteniendo esa competencia interna, ese sentimiento de equipo que al final es lo que nos está dando mucho. Le damos mucho valor al colectivo, hay que seguir alimentando eso, aparte lo merecen, sobre todo por el trabajo diario. Después, el domingo es un lujo jugar. Cada vez está más caro y eso como entrenador me fastidia por jugadores que merecen jugar, pero es lo que pedimos. A pensar en el fin de semana que viene, otra vez con nuestra gente, que precisa que la enchufemos, que es nuestra obligación, y cuando lo conseguimos da gusto".

En cuanto al gol encajado en un córner, Currás lo dejó en anécdota: "No vi la jugada, se lo preguntaré a mi hermano, que seguro que no está muy contento, pero es algo natural. Entre cambios y todo se desajustan las cosas, pero acabamos defendiendo bien. Me preocupan otras cosas más que cómo defendemos ahora mismo el balón parado. En esa faceta se ven muchos goles en esta categoría, ahí se iguala todo mucho, pero son puntualizaciones del partido, hay que valorarlo de forma más global y me quedo con cómo encendieron el equipo y los de la grada. Cuando pasa, somos un equipo jodido".

Por último, el entrenador de la UD Ourense considera un premio acabar la primera vuelta en puestos de promoción, pero advierte que abrazar la euforia sería contraproducente: "Bendito lío, estamos muy contentos y ya dije que seremos ambiciosos, más que nada porque es así el espíritu del vestuario, pero eso no nos puede llevar a equivocarnos. Precisamente esos resultados que se dan cada jornada son los que le dan la razón al discurso. Cuesta mucho ganar los partidos y no vamos sobrados, ni mucho menos. Los demás tampoco, aquí cada punto hay que sufrirlo, trabajarlo y disfrutarlo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook