11 de enero de 2019
11.01.2019

El momento de los ases en la manga

"Sin cambiar el estilo, hay que ir teniendo alternativas porque los rivales ya nos proponen cosas distintas a las de principio de temporada", asegura el técnico de la UD Ourense, Fernando Currás, ante el regreso a la liga

11.01.2019 | 02:21
Modesto García, Irene Pérez, Fernando Currás y Paula Chapela, ayer, en O Couto. // Enzo Sarmiento

La Unión Deportiva Ourense se reencontrará este domingo (16.30 horas) con el campo de O Couto casi un mes después de recibir y empatar con el Arenteiro. Los de Fernando Currás tendrán enfrente al Racing Villalbés y el técnico ha podido constatar en el gélido centro de operaciones de Miraflores que hay apetito en el vestuario: "Salimos de la rutina que tiene la competición y, al conocernos tanto, creo que puedo hablar en boca de los futbolistas también. Nos vino de maravilla desconectar, no de los entrenamientos, porque ya llevamos varios, pero percibo ganas de volver a tener enfrente a un rival que quiera fastidiarnos y que quiera llevarnos los tres puntos".

El entrenador de los ourensanistas espera comprobar los buenos efectos del parón: "El equipo está deseando que llegue ese partido de manera diferente a cuando ya llevas un cúmulo de partidos porque al final la rutina te atrapa. Espero que sepamos canalizar este aire fresco y, desde el principio, ser el equipo que somos, el que demostramos en la mayor parte de los partidos y en eso estamos metidos. Concretando más cosas según se acerca el partido y con muchas ganas de volver a la competición".

Aunque todavía es el último partido de la primera vuelta, equipos como el Racing Villalbés, penúltimo con 17 puntos, tiene mucho terreno que recuperar para no comprometer la salvación. Fernando Currás entiende que esos factores comenzarán a pesar también en el terreno de juego. "Siempre decimos que los puntos valen lo mismo, pero la trascendencia, la ansiedad, hay muchos factores más allá de los numéricos que comienzan a tomar mucho peso. Nos vamos a encontrar a un equipo que no estaba construido para estar en esa situación y eso lo tienen que gestionar. No sé cómo lo harán ni me incumbe. Sea quien sea el rival, desde siempre miramos mucho lo que tenemos que hacer nosotros y tratar de estar a nuestro nivel para sumar tres puntos que necesitamos".

El entrenador de la UD Ourense tiene en cuenta también que los rivales conocen cada vez mejor los puntos fuertes y los más débiles de su equipo, por lo que están trabajando variantes: "Se percibe, ya desde antes de Navidades, que los equipos nos proponen otras cosas distintas a lo que proponían a principio de temporada y entendemos que, sin cambiar el estilo, hay que ir teniendo alternativas para estar preparados ante diferentes situaciones que se nos van a plantear en la competición. Sin dar muchos cambios, porque no creo que sea necesario, en eso llevamos la preparación de este primer partido del año y de la segunda parte de la temporada. Queda mucho por disfrutar y por sufrir, y seguro que nos iremos de algunos partidos con la sensación de no conseguir lo que queremos. Eso es fútbol, estamos acostumbrados a ganar, que parece que es algo normal, y no es normal lo que llevamos hecho hasta ahora".

Para este partido, la UD Ourense ha cursado una invitación a todos los integrantes de Aspanas, cuyo centro en Velle visitaron a mediados de esta semana. "Fue algo espectacular -recordó el presidente, Modesto García-. Ver esa ilusión que les hizo la visita, ver cómo te reciben, es de las experiencias más bonitas que te puedes llevar y de los mejores momentos que puedes vivir en esto. Nos la contagiaron a la gente del club, tenemos ganas de estar con esta gente otra vez antes de acabe la temporada y, mientras tanto, el domingo están invitados los que quieran venir al campo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook