13 de diciembre de 2018
13.12.2018

Néstor araújo "El cambio de entrenador fue beneficioso para todo el equipo"

"El estilo de Cardoso es totalmente diferente al de Mohamed, es un cambio un poco radical", admite el zaguero mexicano

13.12.2018 | 04:08
// Cristina Graña

Néstor Araújo es un fijo en el once del Celta desde que Miguel Cardoso sustituyó a Antonio Mohamed. El técnico argentino apostó al principio por el central mexicano, al que ya conocía cuando coincidieron en Vigo. El cambio de la defensa de cinco a la de cuatro y una expulsión en Sevilla llevó al banquillo a un Araújo que se benefició del cambio de entrenador; no solo él, sino "todo el equipo", subraya el ex zaguero de Santos Laguna, que espera llegar al Camp Nou con 23 puntos. Para ello, han de ganar mañana al Leganés.

Néstor Alejandro Araújo Razo (Guadalajara, México, 29 de agosto de 1991) se convirtió el verano pasado en el defensa más caro de la historia del Celta, que abonó 7 millones de euros al Santos Laguna por un futbolista que se ha visto beneficiado por el cambio de entrenador, además de lamentar la eliminación de la Copa e insistir en la necesidad de que el Celta llegue al cierre del año 2018 en el Camp Nou con 23 puntos. Para ello, necesita ganar mañana al Leganés, con lo que sumaría la tercera victoria consecutiva. "No nos queda otra que apostar por LaLiga", proclama.

- ¿Fue muy reconfortante la victoria en Villarreal?

- Siempre es importante ganar y, sobre todo, porque el equipo venía de unos malos resultados. Cuando ganas te permite trabajar más tranquilo, es muy bueno para todos.

- ¿Ese triunfo en el Estadio de la Cerámica recompensa de alguna manera la eliminación de la Copa del Rey en San Sebastián?

- Sí, porque la Copa es un torneo muy importante para todos y, claro, te deja un sabor amargo. Ahora no nos queda otra que apostar todo a LaLiga y sacar los puntos necesarios para acercarnos a los primeros lugares de la clasificación.

- Sin la Copa en la agenda del Celta, muchos jugadores de la plantilla ya no volverán a jugar en lo que resta de temporada. ¿Se ha notado cierto desencanto en el vestuario por esa eliminación?

- En todos los equipos es así: si no juegas dos competiciones hay muchos jugadores que no tienen actividad y es complicado para ellos, no son semanas fáciles. El jugador también está a gusto o no si juega, es muy normal en el fútbol, y esperemos que el entrenador Miguel [Cardoso] lo maneje de la mejor manera para que el grupo esté sano y bien.

- ¿Ha cambiado mucho el método de trabajo con el entrenador portugués con respecto a Antonio Mohamed?

- Sí, son dos estilos diferentes de entender el fútbol. Ahora estamos acoplándonos a todo lo que quiere Miguel. Repite conceptos, es diferente y cambiaron algunas cosas fuera de la cancha. Los alimentos, la concentración? cambió un poco. Y en lo táctico, también, con un estilo totalmente diferente. Entonces, sí es un cambio un poco radical.

- ¿Le beneficiaron esos cambios? Por el momento lo ha jugado todo en LaLiga con Cardoso.

- He tenido más oportunidades de estar en cancha y eso me contenta y trato de hacer lo que él pide para tener oportunidad de jugar.

- ¿Solo le han mostrado dos cartulinas con el Celta, ambas en Sevilla y en un intervalo de dos minutos, que le costaron la expulsión. ¿Qué le ocurrió aquel día?

- Esas dos tarjetas llegaron en un mal momento para el equipo y mentalmente me volví loco, me equivoqué, creo que no supe controlarme en ese partido, enganchándome con un rival. Era un mal momento del Celta, eran semanas en las que no ganábamos y reaccioné mal. Quiero aprender de ello y que no vuelva a pasar. No soy un futbolista al que le saquen muchas tarjetas, pero creo que ahí estallé, exploté y está claro que no fue lo mejor que pude hacer.

- ¿Cuántas veces le han expulsado de un terreno de juego?

- Dos veces más. Una fue en una situación parecida, me molesté con un contrario. Estas infracciones han sido más por carácter que por juego duro. La otra fue cuando recién debutaba. Son cosas que uno tiene que mejorar y estar más tranquilo.

- Esa expulsión le llevó a entrar en una dinámica negativa en el equipo, del que desapareció prácticamente del once de Mohamed en las últimas jornadas. ¿Qué pensó al verse fuera del equipo después de haber comenzado como titular?

- Creo que el entrenador y todos empiezan a desconfiar, es muy normal. Tuve la oportunidad y no la aproveché, reaccioné mal. Con justa razón, en su momento, me sacaron del once y ya no volví a jugar. Y bueno, volví a trabajar y a esperar una nueva oportunidad.

- El fútbol le dio pronto una segunda oportunidad porque, tras la derrota ante el Real Madrid, el club prescindió de Mohamed y se convirtió en un fijo para su sucesor, Miguel Cardoso. ¿Ese cambio de entrenador le benefició?

- Sí. Yo creo que, en general, para el equipo, que por la calidad y la capacidad se acopla muy bien a lo que pide Miguel. Son dos estilos diferentes. Mohamed ganó mucho con su estilo en México, es un entrenador ganador. Ahora, el equipo ha entendido un poco más lo de Miguel, pero es muy temprano para analizarlo. Hay que tratar de jugar bien y seguir sumando.

- ¿Cómo se recibió en México la noticia de la destitución de Antonio Mohamed?

- Solo dieron la noticia, pero algunos compañeros en la selección me preguntaron por qué lo habían destituido, que si el equipo estaba muy mal? No es decisión nuestra, la directiva tomó la decisión. Es triste porque yo lo conocía, pero no me concierne a mí decidir si se queda o no. Yo estoy aquí para trabajar fuerte con el entrenador que pongan.

- ¿Sorprendió allí que fuese tan breve la experiencia de Mohamed en el fútbol español?

- Supongo que sí porque venía ganando mucho en México.

- Usted llegó a España a la vez que Mohamed. ¿Es difícil para un americano la adaptación al fútbol europeo?

- Sí, es complicado venir aquí y conocer poco de este fútbol. A los jugadores de aquí no los tienes tan vistos y eso también marca la diferencia para adaptarte, conocer el fútbol, a los jugadores? Creo que estoy todavía en un proceso de adaptación y espero estar mejor con el paso de las semanas.

- ¿Cómo afronta lo de ser el defensa más caro de la historia del Celta? ¿Le genera más presión?

- Así paguen mucho o poco en un traspaso, la responsabilidad siempre es por mejorar, ser cada día mejor y dar resultados. No estaba muy contento en las primeras jornadas porque el equipo no estaba muy bien. Ahora, tras sumar dos victorias seguidas, trabajas más tranquilo, pero también te compromete a seguir sumando de tres en tres puntos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook