17 de noviembre de 2018
17.11.2018

emre mor "Me gusta la idea de tener la pelota, no correr detrás de ella"

El atacante celeste confía en que la llegada de Cardoso reactive el juego del equipo y le conceda más protagonismo

17.11.2018 | 04:03
// José Lores

Emre Mor (Copenhague, 1997) reconoce que el relevo en el banquillo del Celta ha llegado en un momento inesperado, pero confía en que la llegada de Miguel Cardoso permita al equipo vigués recuperar el buen fútbol que le ha caracterizado en las últimas temporadas y le conceda el protagonismo en el campo que no ha tenido en lo que va de temporada. El joven atacante turco-danés afirma que no le importan las críticas y achaca su insuficiente rendimiento a las dificultades que ha tenido para adaptarse a una nueva vida en Vigo. Admite también que se ha equivocado y dice que ha aprendido de sus errores.

- ¿Cómo ha recibo la plantilla el despido de Antonio Mohamed?

- Bueno, es parte del fútbol. Unas veces resulta bien y otras no. Pero pasa lo mismo con los jugadores, unas veces tienes éxito en un club y otras no. Y entonces a lo mejor tienes que buscar otra cosa.

- ¿Estaba cómodo con él?

- Los dos últimos meses, sobre todo el último, sí. No hubo ningún problema, incluso jugué algunos partidos, así que no tengo mucho más que decir sobre eso.

- ¿Lo esperaba?

- En este momento la verdad es que no me lo esperaba. Pero es una decisión del club y yo procuro centrarme en mí mismo.

- Pero cuando se despide al entrenador es signo de que las cosas no están yendo bien.

- Por supuesto que nos gustaría estar más arriba en la Liga e ir a Europa la próxima temporada y ahora mismo no estamos en esa pelea. El rendimiento no ha sido el esperado por el club y por eso han despedido al entrenador. Pero, como dije, me limito a centrarme en mí mismo.

- ¿Por qué cree que Mohamed no ha tenido éxito en el Celta?

- Supongo que es cuestión de puntos. Si eres entrenador y no ganas partidos ni consigues los suficientes puntos, no resulta bien.

- Pero al margen de los puntos, el equipo no estaba jugando bien. El fútbol del Celta no estaba respondiendo a las expectativas.

- Bueno, el Celta es normalmente un equipo que juega bien al fútbol. Tenemos que jugar bien y no lo hemos hecho. Hemos fallado en algunos partidos, pero cuando lo hemos hecho bien hemos conseguido los puntos. No hemos tenido la pelota y somos un equipo al que le gusta tenerla.

- La sensación desde fuera es que los jugadores estaban un tanto confundidos, que no entendían bien la idea del entrenador.

- Creo que [Mohamed] tenía una idea al principio y luego cambió de opinión sobre la táctica. Al principio estábamos algo confundidos, pero creo que poco a poco estábamos mejorando. Desgraciadamente lo han despedido. Está siendo una dura temporada.

- Nuevo técnico, vida nueva. ¿Cuáles son ahora sus expectativas?

- Solo llevamos tres días entrenado con él, pero parece [Miguel Cardoso] muy bueno tácticamente. Quiere que tengamos la pelota y que juguemos bien al fútbol, siempre con la idea de ganar al contrario. Me gusta la idea de tener la pelota, no me gusta correr tras ella. Da la impresión de que es un gran entrenador.

- El pasado martes, en su primer entrenamiento, le vimos charlando un buen un rato con usted. ¿Qué le ha pedido?

- En su mayor parte traducía del español al ingles. Pero también me dijo, y yo también lo sé, que soy un buen jugador y que lo que ha pasado en los primeros partidos de la temporada no debería haber pasado porque tengo fútbol para haber jugado más. También me ha dicho en qué tengo que mejorar. Me explicó que no me iba decir en qué yo ya era bueno, sino las cosas en que tenía que mejorar para crecer como futbolista. Así que hablamos de varias cosas

- ¿Y en qué cree que tiene usted que mejorar?

- Me comentó que en el fútbol las decisiones son muy importantes, que las decisiones que tome jugando son cruciales para poder aprovechar mi talento. Y estoy de acuerdo con él. Tengo que trabajar en eso. Bueno, en eso y en otras cosas. Es normal, nadie en este mundo es perfecto, pero tengo la voluntad de trabajar duro para aprender.

- ¿Por qué cree que ha jugado tan poco en estos dos años. ¿Eran quizás demasiado altas las expectativas para un chaval de su edad?

- Déjame que le diga una cosa. La gente habla demasiado de lo que hago mal, bla, bla bla... No me importa lo que la gente hable, no forma parte de mi día.

- No estoy hablando de eso. Lo que digo es que en su segundo año aquí solo ha jugado dos partidos de doce como titular. El Celta ha pagado mucho dinero por usted pensando que iba a ser un jugador muy importante y esto todavía no ha pasado.

- Es cierto que el club ha pagado mucho dinero, pero no hay que olvidar que ha pagado mucho dinero por un futbolista de 19 o 20 años. Por supuesto que saben de mi talento. La gente sabe de mi talento. Incluso aunque no quieran ser sinceros, saben lo que puedo hacer. Y yo sé lo que soy capaz de hacer. Seguramente todos pensaban que iba a tener éxito antes, pero a veces las cosas suceden de otro modo. Y es normal. Quizá tenga éxito en lo que queda de esta temporada o en la que viene. No lo sabemos. Lo único que puedo hacer es trabajar duro en cada entrenamiento y dar lo mejor de mí para aprovechar las oportunidades que tenga. Pero no puedes comprar a un jugador de 20 años y pensar, bueno ya está. La gente que espera eso no sabe cómo es el trabajo de un futbolista. La gente que hace trabajos normales, por ejemplo en una oficina, no sabe lo que es ser un futbolista de 19 años, que está lejos de su casa y tiene una peculiar personalidad. No es fácil, pero ahora estoy trabajando mucho. Sé lo que he hecho mal el año pasado y no va a volver a pasar. Ha aprendido de mis errores y ahora miro adelante sin pensar en cuántos partidos he jugado.

- Pues parece que es justo ahora cuando va a tener más competencia: Boufal, Brais, que acaba de ser convocado con la selección española, Sisto y ahora también Hjulsager, que está jugando muy bien, van a ser muy duros competidores.

- Bueno, esto es fútbol. Si no lo haces bien cada día en los entrenamientos, no juegas. Creo que con este entrenador, si entrenas bien, tendrás la oportunidad de jugar. El resto es competencia, algo muy normal en el fútbol. No hay problema.

- El parón de selecciones les ha pillado justo con el relevo en el banquillo . ¿Cómo va a afectar a la preparación del partido contra la Real Sociedad tener a la mayoría de los jugadores titulares fuera hasta mediados de la semana que viene?

- Seguro que no es lo que el club planeaba cuando contrató a Mohamed el pasado verano, pero es lo que ha ocurrido de este modo. Así es la realidad del fútbol y lo que tenemos que hacer es adaptarnos a la nueve táctica lo antes posible. El nuevo entrenador parece muy bueno. Tiene las cosas claras y creo que va a resultar bien.

- ¿Miguel Cardoso es muy distinto a Mohamed?

- Los entrenamientos son diferentes y el modo de jugar también. Mohamed cambiaba a menudo la estructura y la táctica, Cardoso quiere que juguemos una sola táctica. Y quiere que ése sea nuestro modo de juego. No puedo decir ahora mismo qué idea es la mejor. Ya veremos.

- El club estableció la clasificación europea como objetivo para esta temporada. ¿Lo cree todavía posible?

- Por supuesto. Quedan aún muchos partidos y seguramente vamos a tener opciones. Y creo que tenemos plantilla para conseguirlo. Lo creo de verdad. Solo estamos a cinco o seis puntos de la parte alta de la tabla.

- Pero también a cuatro del descenso. Y la impresión es que la permanencia va a estar más cara esta temporada.

- Ya. Pero si te fijas, al principio de temporada íbamos terceros y después de unos pocos partidos bajamos hasta la decimotercera plaza o algo así. En los primeros partidos ganábamos y no veo por qué no podemos hacerlo ahora. El fútbol va muy rápido y en pocos partidos puedes estar otra vez en la parte alta de la tabla, especialmente en la Liga española.

- ¿Qué importancia le concede al próximo partido contra la Real Sociedad?

- El siguiente partido siempre es el más importante. Cuando vuelvan los jugadores internacionales tendremos cinco o seis días para trabajar en la nueva táctica. Espero que salga bien.

- ¿Es tiempo suficiente para asimilar la nueva idea?

- Seguro que al nuevo entrenador le hubiera gustado tener más tiempo, pero no es posible. Creo que lo va a intentar con todas sus fuerzas y me parece que tenemos un buen equipo. La gente no es estúpida y si ve una táctica clara, no va a tardar en encontrar el modo de jugar. Creo que lo vamos a pillar rápido y vamos a tener muchas opciones de ganar la próxima semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook