El campeonato gallego de rallyes de asfalto se reencuentra por séptimo año consecutivo, al final del verano, con la provincia de Ourense. Luintra, en el concello de Nogueira de Ramuín, será el centro neurálgico del Rally Ribeira Sacra que se celebra hoy y mañana con el título autonómico en juego.

El vigente líder, Víctor Senra, domina con mucha autoridad a los mandos de un Ford Fiesta R5 y en tierras ourensanas podría dejar el campeonato visto para sentencia, a falta de las pruebas en Lugo, con el permiso del segundo clasifico, Alberto Meira (Mitsubishi).

La prueba también será puntuable para la Copa Top Ten Pirelli Castrol, en la que existen dos categorías. Dentro de la categoría A, tanto Jorge Pérez como Celestino Iglesias se han destacado en la clasificación. Ninguno de los dos consiguió puntuar en el Rally Botafumeiro, por lo que siguen separados por una exigua diferencia, con la emoción por todo lo alto de cara a estas últimas prueba. En la categoría B, Abel Pampillón sumó unos valiosos puntos en la última carrera, que le permitieron recortar diferencias con el líder, José Manuel Pazos, entrando así de lleno en la lucha por el campeonato.

En cuanto al Volante FGA, el más veterano de los certámenes promocionales del campeonato gallego, está en juego acceder a la Promoción Xoven Piloto, que brinda a pilotos menores de 27 años una beca para dar el salto, en la próxima temporada, y competir a un nivel deportivo superior, con el respaldo de Pirelli y la Federación Gallega. Tras las seis carreras disputadas hasta ahora en este certamen, dos pilotos han destacado por encima del resto, el coruñés Daniel Berdomás y del naronés Jorge Cagiao, que hasta ahora se han repartido las victorias (cuatro y dos, respectivamente), y se postulan como principales aspirantes al triunfo final.