19 de septiembre de 2017
19.09.2017
escalada

El Canón do Sil sin vértigo

La cordada compuesta por Miguel Aviñoá y Lucas López, que realizaron 79 vías y 524 puntos, resultó la ganadora

19.09.2017 | 03:01
Uno de los participantes en la escalada. // FdV

El maratón de escalada Canón do Sil, la ya consolidada prueba de resistencia ourensana, reunió en las vías de la Escuela de Escalada Canón do Sil a 10 cordadas de dos escaladores (20 participantes) que compartieron un día de escalada y compitieron por hacerse con el título en una jornada de 12 horas ininterrumpidas de actividad. Numeroso público se acercó a esta zona de la Ribeira Sacra para disfrutar de una jornada de competición y buen ambiente entorno a este espectacular deporte.

Con los primeros rayos de sol, comenzaban los escaladores una larga jornada para escalar el mayor número de itinerarios (vías de escalada). Los participantes se fueron distribuyendo por las diferentes zonas de la escuela según la estrategia que cada uno había elaborado para intentar escalar lo máximo posible. También hubo lugar para escaladores que más tranquilamente decidieron hacer de esta jornada un día para compartir escaladas con otros compañeros.

El tiempo acompañó en esta ocasión y contribuyó al buen desarrollo de la actividad. Excelente temperatura y nula precipitación, permitieron a los equipos ir escalando metros sin parar. A las 20:30 horas se dio por concluida la jornada, resolviéndose el resultado de la prueba en los últimos minutos y exprimiendo el tiempo al máximo los escaladores, llegando al punto de control en los últimos instantes antes de que finalizase el maratón. Por una ventaja de tres vías, la cordada compuesta por Miguel Aviñoá y Lucas López que realizaron 79 vías y 524 puntos resultaron ganadores, seguidos por Roberto Rodríguez y Miguel Feijóo que con 76 vías y 490 puntos resultaron segundos. Terceros acabaron Víctor Barro y Samuel Viso con 56 vías completadas y 284 puntos. Tras la entrega de premios, los participantes compartieron una cena en la que disfrutaron del intercambio de experiencias en una jornada en la que reinó el buen ambiente y dejó muy buen sabor de boca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook