04 de octubre de 2014
04.10.2014
automovilismo » Campeonato gallego de rallyes

Iván Ares manda desde el inicio

El tramo sufrió una interrupción al golpear una piedra a un niño

04.10.2014 | 02:01
Uno de los participantes toma la salida ayer en el tramo nocturno de Castro de Beiro.

El Porsche 911 de Iván Ares marcó el mejor tiempo en el tramo nocturno Castro de Beiro, con el que se abrió ayer la tercera edición del Rallye Ourense-Ribeira Sacra. Completó los 5,1 kilómetros en 3.08.625, dos segundos menos que Pedro Burgo (Porsche) y nueve menos que el Citroën C2 de Iago Silva.

El tramo nocturno implicó enormes dificultades para los participantes y resultó accidentado. Al paso de uno de los vehículos, una piedra salió despedida y alcanzó a un joven espectador que tuvo que ser trasladado en ambulancia. El percance obligó a la paralización de un tramo que registró además el vuelco del Renault 5GT de David Janeiro. El parón enfrió los frenos, los neumáticos y los ánimos de los que faltaban por salir. Ayer fueron autorizados a rodar 96 pilotos, que hoy afrontan cuatro tramos a doble pasada. Tras la nocturna por Castro de Beiro, el rallye se reanudará a las 9:10 horas con el tramo Maceda-Baldrei, de 10,43 kilómetros por el que se volverá a las 12:00. Para las 10:00 y 12:50 horas está programado el tercer tramo cronometrado, San Miguel-Luintra, con una distancia de 10 kilómetros justos. En lo que respecta a la sesión vespertina, los coches volverán a competir a las 16:17 horas con el tramo más largo, el Ordelles- Esgos de 12,00 kilómetros, al que volverán a las 18:47 horas. Previamente se habrá visitado el tramo Melias-Luintra, de 10,45 kilómetros, donde se cerrará la competición con una última pasada fijada para las 19:40 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook