El Codigalco Carmelitas no tuvo problemas para superar con claridad en el segundo partido al Grupo 76 Alkasar y clasificarse para los octavos de final que tendrá como rival esta mañana al Stadium Casablanca.

Un partido que no comenzó bien para las chicas de Tito Fernández que llegaron a primer cuarto con una desventaja en el marcador electrónico de tres puntos (8-12). En el segundo cuarto las jugadoras ourensanas se pusieron el mono de trabajo y le endosaron un parcial de 16-1 lo que le permite llegar al descanso con una ventaja de doce puntos (24-12).

En la segunda parte ya no hubo partido por la superioridad de las colegiales que sin apretar el acelerador se fueron al minuto 30 con una ventaja en el marcador electrónico de 32 puntos (46-14).

En el último cuarto del partido el entrenador ourensano Tito Fernández le dio entrada a todas las jugadoras que tampoco tuvieron problemas para seguir aumentando la diferencia hasta llegar a un resultado escandaloso (79-16).

Hoy tendrán un complicado rival en el Stadium Casablanca, un equipo que juega con una defensa muy agresiva y que dispone de buenas lanzadoras, pero las ourensanas deben sacar el partido adelante.