| La Federación Gallega de Balonmano emitió ayer un comunicado a través de su delegado en Ourense, José Manuel Pérez Otero, para lamentar la agresión al árbitro que provocó la suspensión de la final de la Copa Diputación en su categoría sénior, al tiempo que transmitió sus disculpas "a todos los equipos que disputaron las finales, a los padres de los jugadores, árbitros, jugadores de las categorías base, autoridades y público asistente". Los ganadores en las distintas categorías fueron el BM Pabellón O Couto (alevines), Barbadás (benjamines), O Carballiño (prebenjamines) y el Pabellón en sénior, infantil y cadetes.