El Barrocás se juega a cinco partidos la permanencia para la próxima campaña en la División de Honor de hockey hierba. Los de Roberto Oliveira tendrán que hilar muy fino para no perder la categoría.

- Diez puntos en juego para salvar la categoría. ¿El Barrocás, con cinco, lo tiene bastante complicado para seguir para la próxima temporada entre los mejores de España?

- Es una fase muy complicada y ante rivales directos. Hay dos equipos que tienen prácticamente asegurada la permanencia el San Sebastián y el Taburiente que tiene 8 puntos, Jolaseta y Barrocás, 5, Tenis de Santander, 4 y Sardinero con 0. Somos conscientes de que tenemos que jugar todos los partidos al cien por cien para salvarnos.

- Tienen tres partidos a domicilio y dos en el campo de Mariñamansa. Para empezar el domingo en San Sebastián.

- El domingo iniciamos el primer partido en San Sebastián, partido complicado, pero vamos a salir a dar la sorpresa. Después tendremos dos partidos en casa con el Jolaseta y Tenis de Santander y dos partidos fuera con el Sardinero y Taburiente. Creo que para promocionar con el segundo de la División de Honor B se necesitan 10 puntos. Tenemos 5 y nos quedarían otros cinco para conseguirlo. Creo no tenemos nada que hacer ante el San Sebastián y el Taburiente, pero habrá que pelear en los otros tres partidos para sumar cinco puntos.

- Un Barrocás que tendrá que afrontar esta última fase por la permanencia con tres bajas muy importantes.

- El equipo tiene cuatro bajas seguras para afrontar el primer partido en San Sebastián, Borja, sancionado con un partido, Gonzalo que se encuentra fuera por estudios y Rubén y Daniel que se encuentran lesionados. El problema que tenemos por falta de dinero no pudimos hacer fichajes, mientras que los demás equipos se han reforzado con jugadores importantes para mantener la categoría. En caso de conseguir la permanencia sería un éxito, pues todos los jugadores son ourensanos y no cobran nada por jugar.

- ¿El equipo en Mariñamansa necesitará del apoyo de los aficionados?

- En los dos partidos que tenemos que jugar en casa tenemos que llenar el campo.