La jugadora ourensana Bibi que había sufrido un golpe en la cabeza en la primera parte se tuvo que retirar al sufrir un desvanecimiento en el minuto 56 lo que obligó a parar el partido, para que una ambulancia se llevará a la jugadora al Sanatorio de Carmen, donde ayer por la noche seguía en observación.

En cuanto a lo deportivo el Barbadás tremendamente mermado por las innumerables bajas (Cris, Mónica, Pacy, Mayte por sanción y Bárbara, Abi, Helena Andrea y Corina, por lesión) plató cara a todo un líder durante 76 minutos que fue el tiempo que tardaron las olívicas en marcar su primer gol. Las locales tuvieron que echar mano de jugadoras que ya no estaban participando por diferentes motivos para poder juntar 11 valientes se que se enfrentarán al líder de la competición e hicieron un trabajo impresionante que a punto estuvo de dar un susto a las viguesas.

Un Barbadás muy bien plantado a nivel defensivo, en donde las basculaciones y ayudas eran constantes consiguieron que las visitantes apenas pudiesen crear ocasiones de gol en la primera parte. La ocasión más clara para las visitantes fue mediada la primera parte en donde House respondió con un paradón un tiro envenenado de Natalia. Poco después una falta lejana dio en el larguero, mientras el Barbadás muy bien ordenado tenía una oportunidad para adelantarse en el marcador en un disparo de Bibi.

Al comienzo de la segunda parte las viguesas metieron en el campo todo su potencial ofensivo con la entrada de Lombi, Sara uy y Clo viendo que sus compañeras no eran capaz de batir a House. El partido discurría con el guión previsto con las olívicas intentando encerrar al equipo ourensano en su área y con las locales cerrando todos los espacios y saliendo a la contra. Y en el minuto 76 un error de Jani lo dejó en los pies de Natalia que hizo el 0-1, no bajaron los brazos las ourensanas, pero el desgaste físico era tremendo y las viguesas lo aprovecharon para sentenciar el encuentro.