Moisés Simes anuncia su adiós

El jugador del Frigoríficos, tras 15 años en el club y 12 en Asobal, jugará mañana ante el San Pablo Burgos su último encuentro con la camiseta canguesa

Moisé Simes.

Moisé Simes. / RAFA VAZQUEZ

Con Extremoduro y su “Dulce invitación al caos” el Frigoríficos del Morrazo acaba de anunciar el adiós de uno de sus jugadores emblema durante más de una década: Moisés Simes. El extremo izquierdo, natural de Bueu, jugará mañana en O Gatañal su último partido con la camiseta del Cangas. “Hasta aquí mi sueño, un sueño que se hizo realidad”, anuncia el jugador, de 35 años y que ha jugado 330 partidos en Asobal con el Frigoríficos del Morrazo y ha anotado casi 650 goles.

El jugador y el club han decidido anunciar la retirada de Moi Simes del balonmano de más alto nivel justo antes del encuentro de mañana ante el UBU San Pablo Burgos para que la afición pueda despedir al que durante los últimos doce años ha sido el dueño del dorsal número 3 del Balonmán Cangas-Frigoríficos del Morrazo. “Llegué a este club pidiendo solo si me podían dejar entrenar en el segundo equipo [Luceros]. Tras quince años he jugado doce de ellos en la máxima categoría del balonmano español”, confiesa emocionado el extremo bueués.

Una emoción que está patente también en los agradecimientos a todos los estamentos del club, desde la directiva hasta todas esas personas que con su trabajo hacen que el Cangas sea una gran familia y que funcione desde la pista hasta la cantina. Y por supuesto a la mejor afición de España. “Especial mención a esa gente que nos anima cada partido, sea cual sea el resultado, sea cual sea el destino: nuestra querida Marea Azul”.

Simes se dispone a transformar un lanzamiento de siete metros en el partido ante Ademar León en O Gatañal.

Simes se dispone a transformar un lanzamiento de siete metros en el partido ante Ademar León en O Gatañal. / Santos Álvarez

Mañana, a partir de las 18.00 horas, Moi Simes tendrá la oportunidad de despedirse de O Gatañal en el trascendental encuentro de vuelta del play down ante el UBU San Pablo Burgos. Una eliminatoria que, pese a parecer encarrilada, necesita un último esfuerzo para certificar la permanencia en Asobal una temporada más.