Balonmano | Liga Asobal Plenitude

El Frigoríficos del Morrazo, un pleno para la esperanza

El Cangas debe ganar sus dos partidos y esperar el error de Cuenca o Puente Genil

Mario Dorado se dispone a lanzar un siete metros en el partido ante el Fútbol Club Barcelona.

Mario Dorado se dispone a lanzar un siete metros en el partido ante el Fútbol Club Barcelona. / Santos Álvarez

Sumar los cuatro puntos ante Bathco Torrelavega y Recoletas Atlético Valladolid, y aguardar que Ángel Ximénez Puente Genil o Rebi Cuenca no sumen en estas dos últimas jornadas de la Liga Asobal Plenitude. Por aquí pasan las esperanzas del Frigoríficos del Morrazo de asegurarse la permanencia de modo directo y eludir el play down, la eliminatoria a cara o cruz ante un conjunto de la División de Honor Plata. Lo que hace un par de meses era una auténtica utopía hoy tiene visos de poder convertirse en realidad, si bien el margen de error de los hombres de Nacho Moyano es inexistente.

El Cangas llega a este tramo final de temporada con 20 puntos en su casillero, lejos de los ya descendidos Blendio Sinfín y Fertiberia Puerto Sagunto, pero también a distancia de sus predecesores en la tabla, Puente Genil y Cuenca, que tienen 23 cada uno de ellos. Pero el cuadro gallego tiene una desventaja añadida, el tener perdido el golaverage particular con ambos. Así las cosas, solo vale ganar todo y que sus rivales pierdan.

Regreso al trabajo el lunes

El Frigoríficos retomará la normalidad del trabajo semanal el lunes, tras el parón competitivo por los compromisos de las selecciones nacionales. La mirada está puesta en la visita al Torrelavega, un equipo al que los cangueses no han ganado en ninguno de sus cinco duelos anteriores en la Liga Asobal. Lo más cerca que han estado de ello fue en la primera vuelta, cuando el enfrentamiento con los de Álex Mozas finalizó en tablas (27-27).

Nacho Moyano y Felipe Verde en un momento del partido Cangas-Barcelona.

Nacho Moyano y Felipe Verde en un momento del partido Cangas-Barcelona. / Santos Álvarez

El conjunto cántabro llegará a este duelo con los deberes hechos tras haber asegurado su salvación de forma matemática, y tras una complicada segunda vuelta en la que se ha visto muy lastrado por las lesiones. De hecho, hace un par de semanas se reforzó con los laterales Héctor González y Matheus antes del partido clave ante el Sinfín. Mozas ha ido recuperando efectivos, pero todo apunta a que Isidoro, Maestro y Aja no estarán ante los cangueses.

Última jornada ante el Valladolid

Luego le quedaría a los morracenses una última jornada en la que recibiría al Atlético Valladolid, equipo con el que tiene una espina clavada después del doloroso empate de la primera vuelta, en uno de los mejores partidos de la temporada del Cangas, empañado por una nefasta gestión de los últimos dos minutos, en los que desperdició una renta de cinco goles.

Dinámica positiva

La única ventaja del Frigoríficos es su dinámica positiva –más allá de las derrotas ante Bidasoa y Barcelona–, en contraste con la de sus rivales. El Puente Genil llega al tramo decisivo de la Liga tras encadenar seis derrotas de forma consecutiva. La próxima jornada recibe en casa a un Granollers que defiende su tercer puesto ante el acoso del Logroño. Y en la última jornada visita a un descendido Sinfín, un duelo más asequible, aunque todo dependerá de la presión con la que lo afronte. El Cuenca, por su parte, tiene dos compromisos a priori complicados. Primero debe visitar a un Nava que es séptimo y que está completando una campaña histórica. Y para rematar recibirá en casa al Bidasoa, segundo clasificado de la categoría.

El objetivo del Cangas no es otro que llegar vivo a la última jornada, una situación en la que es especialista, aunque en esta ocasión no dependa de sí mismo. Pero para lograr eso primero debe imponerse el próximo fin de semana al Torrelavega. Por ahí debe comenzar su camino hacia la salvación.

Suscríbete para seguir leyendo