Balonmano - Liga Asobal Plenitude

El Frigoríficos da con la tecla

El Cangas, aupado por su intensidad en defensa, recupera su mejor versión

El jugador del Frigoríficos del Morrazo Juan del Arco en una acción del partido del martes ante el Blendio Sinfín. |  // Diego Gómez

El jugador del Frigoríficos del Morrazo Juan del Arco en una acción del partido del martes ante el Blendio Sinfín. | // Diego Gómez / david garcía

Tres victorias consecutivas en liga y una cuarta con la eliminatoria de Copa del Rey. El intenso trabajo de la plantilla del Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro y de su cuerpo técnico por fin empieza a dar sus frutos. El triunfo del martes en Santander, en una de esas pistas malditas para el Cangas, le permite abrir hueco con respecto a la zona caliente de la clasificación y sumar 9 puntos. Una racha de triunfos que no altera ni lo más mínimo el discurso del entrenador de los cangueses, Nacho Moyano, que recalca dos ideas: “Ni antes éramos tan malos ni ahora somos tan buenos” y sobre todo avisa de que “con nueve puntos no se ha salvado nadie”. Una advertencia para no relajarse y seguir trabajando para aumentar ese botín en los cuatro partidos que restan para concluir la primera vuelta del campeonato.

El Cangas compareció ante el Blendio Sinfín con una baja de última hora: Rubén Soliño. El central, después de su gran partido del sábado ante el Cisne, comunicó al club que sufría un proceso vírico que le impedía viajar y jugar. Su sustituto fue el joven Manu Pérez, que cumplió con creces y aportó tres goles en el triunfo en La Albericia (28-33).

La clave de la victoria canguesa volvió a estar en una de sus señas de identidad: la intensidad defensiva. “Creo que ofensivamente la primera mitad fue buena, con situaciones claras. Al margen de la buena actuación de su portero, donde no estuvimos nada bien fue atrás: no teníamos intensidad, Nico Bono nos estaba haciendo un traje y las ayudas en defensa llegaban tarde mal y nunca”, resumía ayer Moyano. Una situación que cambió tras la charla del descanso.

“Es verdad que en los primeros minutos del segundo tiempo llegaron a irse de cinco goles (20-15), pero en ningún momento dieron sensación de ser superiores . Nos mantuvimos en el partido y supimos crecer a partir de la defensa”, añade el entrenador de los cangueses. Con esos ajustes en defensa y, una vez más, con la aportación de Javi Díaz desde la portería, el Frigoríficos del Morrazo fue capaz dar la vuelta al electrónico y sumar su tercera victoria consecutiva en liga en este exigente mes de noviembre.

Nacho Moyano insiste en que a pesar del cambio en la dinámica de resultados no hubo grandes variaciones en la forma de trabajar del grupo entre finales de octubre y el momento actual. “Por eso digo que ni antes éramos tan malos ni ahora tan buenos. El equipo siempre ha trabajado y entrenado bien, aunque ahora parece que como ganamos tenemos la confianza que antes no teníamos. Simplemente subimos un poco más la intensidad y somos fieles a los valores de este equipo durante los últimos años”, recalca el entrenador del Balonmán Cangas.

Jenilson Monteiro, del Frigoríficos del Morrazo, en el partido del martes ante el Belndio Sinfín en la Liga Asobal Plenitude

Jenilson Monteiro, del Frigoríficos del Morrazo, en el partido del martes ante el Belndio Sinfín en la Liga Asobal Plenitude / Diego Gomez

Hoy vuelta al trabajo tras un día de descanso

En apenas una semana y media el Frigoríficos del Morrazo ha completado hasta tres viajes por la cornisa cantábrica. Primero con la visita a Pamplona para jugar con el Helvetia Anaitasuna, luego el partido de Copa del Rey ante el Oviedo y el martes con el compromiso liguero ante el Blendio Sinfín. La plantilla canguesa regresó a O Morrazo nada más acabar el encuentro y llegó a casa alrededor de las 5.30 horas de la madrugada. Así, ayer el técnico dio una merecida jornada de descanso a sus jugadores.

La plantilla volverá hoy al trabajo para preparar el encuentro del domingo ante el Ademar León, un partido que se jugará a las 17.00 horas y que permitirá a los cangueses disponer de una jornada más de trabajo en la mañana del sábado. El extremo Jenilson Monteiro parece ya recuperado y Moyano ya le dio más minutos de juego en el encuentro del martes ante el Blendio. A lo largo de la semana también se espera la reincorporación de Rubén Soliño con el resto del grupo.

Al Cangas le espera un tramo final de la primera vuelta en el que tendrá que enfrentarse a tres de los equipos que están en la parte alta de la clasificación: el domingo recibirá al Ademar en O Gatañal; a continuación viajará a Granollers, un partido que en principio se jugará el viernes 25 debido a los compromisos europeos del conjunto vallesano; y luego recibirá en su feudo al Cuenca. El último encuentro antes del parón navideño será en el segundo fin de semana de diciembre en la pista del Bada Huesca.

Suscríbete para seguir leyendo