Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Asobal

El Frigoríficos, a blindar O Gatañal

“Este es un año para ser fiable en casa”, afirma Moyano de cara al duelo con el Torrelavega

Brais González en una acción del duelo de O Gatañal ante el Puente Genil. | // JOSÉ LORES

Mantener e incluso fortalecer el idilio con O Gatañal. Ese es el objetivo que se marca el Frigoríficos del Morrazo de cara al choque de este domingo ante el Bathco Torrelavega y, más a largo plazo, para una temporada en la que los puntos como local se antojan fundamentales para el objetivo de la permanencia. Así al menos lo cree Nacho Moyano, que subraya que “este es un año para ser muy fiable en casa, así que hay que darle importancia a este encuentro”.

El preparador madrileño, poco amigo de categorizar partidos por su relevancia o por la entidad del rival, hace una excepción con el choque ante la escuadra que dirige su amigo Álex Mozas, actual colista de la Liga Asobal junto al Guadalajara, ambos con cero puntos. “Es un partido tremendamente importante, ya no por ellos y su situación, sino por jugar en casa. Y en nuestra casa hemos de ser capaces de competir al cien por cien”, subraya Moyano. El camino se marcó en el debut liguero de los cangueses ante el Puente Genil, con un trabajado triunfo que dio los dos primeros puntos al Cangas.

Lo que parece claro es que la igualdad podría presidir un campeonato donde los teóricos candidatos a evitar el descenso se han rebelado en las primeras semanas del torneo. Cisne (con cuatro puntos) y Sinfín (con tres) son los dos ejemplos más claros, aunque Moyano matiza que aún es muy pronto para extraer conclusiones. “Esto es muy largo. El Sinfín ha puntuado en partidos importantes, pero perdió su primera final contra el Cisne, y el Cisne está compitiendo muy bien”, señala. Así las cosas, “la única reflexión que podemos hacer es que hay una gran igualdad. Todos pueden puntuar en cualquier lado”.

Con respecto al partido ante el Benidorm Moyano reconoce que el equipo “está dolido, pero la cosa no debe ir más allá. Tenemos mucho margen de mejora y hay que cambiar”, afirma, admitiendo las “malas sensaciones” de los suyos en el duelo del domingo. “Fuimos capaces de hacer lo más difícil, de remar y remar hasta ponernos uno arriba cuatro veces, y después es cuando peor lo gestionamos”, afirma, antes de añadir que “se nos había puesto el partido de cara aunque no encontramos nunca soluciones para su ataque de siete contra seis”.

La lesión de rodilla de Santi López, la peor noticia en el Cangas

decoration

Esa opción táctica elegida por Latorre fue clave en el devenir del encuentro y sorprendió a las huestes canguesas. “No lo hicieron en todo el año más que en tres acciones en Irún sin éxito, y no nos lo esperábamos”, admite el entrenador de los cangueses, que apunta sin ambages que defensivamente los suyos no estuvieron a la altura. “No es un partido que permita realizar un análisis claro, pero nunca fuimos capaces de entrar. Nosotros necesitamos el contacto, el choque, y el siete contra seis lo evita. Y cuando atacaron seis contra seis porque estaban en inferioridad también nos metieron gol en todas sus acciones. No tuvimos la tensión e intensidad que requería el partido”, sentencia.

Ofensivamente, en cambio, se mostró satisfecho en líneas generales con el trabajo de su equipo. “Habíamos trabajado bastante su 5.1 y atacamos realmente bien. En un partido en el que las defensas no se imponen, el que menos errores cometa, en lanzamientos y pérdidas, es el que se lleva el gato al agua”, resume Moyano.

Más allá de la derrota la mala noticia del duelo de Benidorm ha sido la lesión de Santi López. El especialista defensivo del Cangas se lastimó la rodilla en un golpe con el alicantino Sempere y está pendiente de realizar pruebas diagnósticas. “Es preocupante pero no sabemos qué tiene”, manifiesta Nacho Moyano.

Compartir el artículo

stats