Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Frigoríficos afina sus instrumentos

Moyano ultima detalles para el debut aunque admite que le gustaría tener más tiempo

Santi López lanza a puerta en una acción de la final de la Supercopa de Galicia ante el Cisne. | // SANTOS ÁLVAREZ

Con prácticamente cinco semanas de duro trabajo a sus espaldas y con apenas unos días para pulir los últimos detalles, el Frigoríficos del Morrazo afrontará el domingo su debut en la temporada en la Liga Sacyr Asobal. Será ante el Ángel Ximénez Puente Genil (19 horas, Pabellón de O Gatañal) en un duelo que el entrenador de los cangueses, Nacho Moyano, admite que llega un poco pronto. “Me hubiese gustado tener algo más de preparación, pero esto es lo que hay. Hay mucha gente nueva y aunque no hemos tenido problemas de importancia durante la pretemporada, sí es cierto que ha habido muchas pijadas que nos impidieron estar todos juntos casi hasta esta semana”, señala el madrileño.

Pero quizás por encima de esas dificultades físicas el hándicap más serio en el Cangas ha sido la tardía incorporación de Gaby Chaparro una vez solucionados sus problemas administrativos. “Solamente ha estado con nosotros una semana y media y necesita más trabajo”, admite Moyano. El uruguayo llega sobre todo por sus condiciones ofensivas, pero curiosamente es en este apartado en donde está encontrando más dificultades de adaptación. “Está más cómodo en defensa que en ataque. Atrás ha captado la idea, pero ofensivamente le cuesta más. Es una cuestión del modelo de juego, de saber qué hacer en cada momento”, apunta el técnico.

Más allá de no haber podido afinar todas las cuestiones que hubiese deseado, y de que en esta primera jornada “no veremos al mejor Cangas”, Moyano sí esta satisfecho con el esfuerzo de los suyos por adaptarse a los sistemas, unos sistemas que no variarán en exceso a pesar de la incorporación de jugadores de diferentes características a los que han salido. “Básicamente adaptaremos a los nuevos a lo que ya tenemos, en líneas generales. No tendría sentido hacer un cambio radical después de cuatro años”, afirma. Es más, las características de los nuevos fichajes suponen, en su opinión, “que tengamos una plantilla más compensada, con mayor variedad en cuanto a recursos que lo que ya teníamos, aunque sí me hubiera gustado más tiempo”.

Así, con un amplio bloque de jugadores de la temporada pasada, los esfuerzos se centran en incluir a Fodorean, Del Arco, Dorado y al mencionado Chaparro en el engranaje del equipo. El rumano está mostrando sus cualidades en ataque, con un gran lanzamiento exterior, pero debe aplicarse un poco más en defensa. De Del Arco, fichaje estrella del club, poco se puede decir ya. “Ha ido de menos a más y en la Supercopa Galicia, con el Cisne, ya hizo un encuentro más que sobresaliente”, dice. Más problemática ha sido la adaptación de Mario Dorado, en su caso por una periostitis. El extremo andaluz ha estado entre algodones para que llegue en perfectas condiciones al duelo del domingo, aunque, evidentemente, con menos ritmo que sus compañeros.

El Puente Genil, otro equipo en construcción

Si Moyano echa de menos algo más de tiempo para ajustar todas sus piezas, otro tanto de lo mismo debe de sucederle a Paco Bustos en un Puente Genil que ha incorporado a hasta siete nuevos jugadores en esta temporada. Los andaluces han contratado al portero Nordlander, al extremo derecho Javi Muñoz, al extremo izquierdo Cabello, al pivote Arsenashvili, a los centrales Gonçalo Ribeiro y Martín Jung y al lateral rumano Buzle. “Independientemente de que ellos tienen más fácil fichar, por presupuesto, estamos en una situación parecida. Han perdido a gente importante como Mitic o Joao Silva y ha llegado gente nueva que necesita un proceso de adaptación”, razona el entrenador del Balonmán Cangas.

Dentro de ese proceso ha habido alguna variación, “como el hecho de que Estepa esté jugando más de central”. De los nuevos Moyano apunta que “tienen una portería más fiable con Nordlander y con la eterna juventud de De Hita” y que “Buzle es un buen jugador”. Del resto apunta que los visitantes mantendrán su esencia, “con Javi García con mucho peso específico, con extremos que las meten y una defensa 6.0 muy sólida”.

Más allá de jugar en casa, de poder comenzar con buen pie o del rival, ganar es lo único importante. “La gente se fija en si Puente Genil será un rival directo o no, pero para nosotros todos son rivales directos, igual que Bidasoa o Benidorm. Nosotros tenemos que obligarnos siempre a competir”, sentencia Moyano.

Compartir el artículo

stats