Remo - Traineras

Samertolaméu y Bueu disfrutan de La Concha antes de la pelea por la ACT

Ambos botes quedaron fuera de la final y ofrecieron buenas sensaciones en Donosti

La trainera de Bueu Teccarsa, con Donosti al fondo, celebra su primera presencia en La Concha. |  // M.J.

La trainera de Bueu Teccarsa, con Donosti al fondo, celebra su primera presencia en La Concha. | // M.J. / david garcía

Samertolaméu Oversea y Bueu Teccarsa volvieron ayer al mar después de su espectacular duelo de este fin de semana con el que cerraron la Liga Galega de Traiñeiras (LGT). Las dos tripulaciones de O Morrazo se ganaron el derecho a participar en la regata clasificatoria de la Bandera de La Concha, lo que en el caso del club bueués supone todo un hito. Es la primera vez en su historia que consigue llegar hasta Donosti y ayer dejó muy buenas sensaciones. Acabó en undécima posición y fue la primera dentro del grupo de botes que no forman parte de la ACT. Por su parte Samertolaméu fue duodécima, a menos de un segundo de Bueu.

La jornada de ayer era para disfrutar. Los dos botes de O Morrazo eran conscientes de que el solo el hecho de estar en esta clasificatoria era un premio y que tendría que ocurrir un verdadero milagro para que a alguna de las traineras más potentes de la ACT se le escapase el billete para las finales, que se disputan los dos primeros domingos de septiembre.

La mala noticia para el remo gallego es que no estará representado en esta emblemática cita. La tripulación que partía con más posibilidades era Cabo da Cruz, pero los de Boiro se quedaron a solo dos segundos de Ondarroa, que se llevó la última plaza para la jornada dominical. La otra representante gallega, Ares, este año pierde la categoría y se quedó lejos del corte.

La tripulación de Samertolaméu Oversea, ayer tras acabar su participación en la regata. |  // SDS

La tripulación de Samertolaméu Oversea, ayer tras acabar su participación en la regata. | // SDS / david garcía

La clasificatoria consiste en una contrarreloj a dos largos y una sola ciaboga. Toman parte un total de 24 barcos para tan solo siete plazas ya que la octava está reservada para la trainera de San Sebastián. Bueu Teccarsa salió dentro del primer grupo de barcos y viró con un tiempo de 10:38. Mientras, a Samertolaméu Oversea le tocó salir dentro del último grupo y en la ciaboga marcó 10:45. Al final ambas acabaron separadas por apenas un suspiro: 20:37,70 para la “Maruxía” y 20:38,44 para “A Terca”.

La buena noticia para los dos botes de O Morrazo es que ofrecieron buenas sensaciones para la próxima pelea por el ascenso a la ACT. La única trainera que les superó fue la Lekitarra –que acabó penúltima en la Liga Euskolabel y promocionará–, mientras que San Pedro y Pedreña acabaron por detrás.

No obstante, lo de ayer era solo un ensayo. La verdadera batalla será probablemente en condiciones muy distintas el 17 y 18 de septiembre en Bermeo y Portugalete.

Los remeros de Bueu saludan ayer al acabar la regata en Donosti.

Los remeros de Bueu saludan ayer al acabar la regata en Donosti. / M.J.

Será la primera vez desde 2019 que Galicia no tenga representación en la Bandera de La Concha. Este año las tandas serán íntegramente vascas porque tampoco habrá ninguna tripulación cantábra [solo participó Pedreña]. Las traineras que estarán el domingo en San Sebastián serán Matrix Hondarribia –que fue la única que bajó de los 20 minutos–, Zierbena Bahías de Bizkaia, Orio Orialki, Getaria, Bermeo Urdaibai, Kaiku Beretz Galanta y Ondarroa Cikautxo. Tampoco estará la vigente campeona, Santurtzi, que ni siquiera pudo competir en la clasificatoria e ayer. El club se inscribió fuera de tiempo y quedó descartado. Ese tremendo error posibilitó que hubiese dos invitaciones para los barcos de la LGT, que fueron para Bueu y Meira.

Suscríbete para seguir leyendo