Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piraguismo - Mundial

“Estábamos muy seguros de nosotros”

Rodrigo Germande espera llegar a Cangas dentro de 15 días

Rodrigo Germande, tras la competición en la que logró oro en Canadá | //

Y el cangués Rodrigo Germade forma parte de esa tripulación que va camino de que los españoles la sepan de memoria (seguro que algún alemán también). Poco antes de las 14.00 horas llegaba procedente de Canadá al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas Rodrigo Germade. Con esa apariencia serena y en medio del trasiego del pasaporte y el equipaje, el piragüista cangués nos atiende con extrema amabilidad. Asegura que las expectativas que tenía el equipo eran altas, que sabían de la fortaleza de la embarcación alemana. “Contra Alemania nunca sabes lo que puede pasar”. Pero Germade reconoce que K4 español es singular, capaz de hacer las mayores heroicidades. Es un equipo compacto, que tardará en salir otro como él, es como la España de Pau Gasol, el Barcelona de Guardiola o el Madrid de la Quinta del Buitre. “Nosotros estábamos convencidos de que los íbamos a hacer bien. Ahora somos una tripulación más equilibrada”, comenta Rodrigo Germade que ansía el oro olímpico en esta categoría. Apunta Germade que fue un año duro de entrenos por muchas razones y que es además el comienzo de un nuevo ciclo olímpico. Afirma que el k-4 español sabe ahora aguantar cualquier tipo de situaciones, tanto física como mentalmente. Así que habrá que confiar que las lesiones respeten a sus miembros y que en las Olimpiadas de 2024 en París el K4 cuelgue esa medalla de oro olímpico que falta en sus gloriosas vitrinas.

El atleta cangués relata que la carrera comenzó con el viento a favor, pero duró poco. Enseguida empezó a rolar y se puso de cara y esta circunstancia meteorológica dificultó todavía más la ya dura carrera de por sí

Rodrigo Germade aún tardará en llegar a Cangas para pasar unos días de verano. Desde el arepuerto de Madrid cogía otro avión destino Asturias, donde le espera su familia. Un poco de descanso y a retomar en septiembre los entrenamientos, que tratará de compaginar con los estudios de un ciclo superior de Administración y Finanzas. La mirada está puesta en el oro olímpico de París. Rodrigo Germade es del club Rodeira, del que es otro campeón del mundo en Canadá, Pablo Graña, que en consiguió ro en C4-500, que tenía prevista para muy tarde su llegada Cangas.

Compartir el artículo

stats