Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Primera Nacional

Mingos da Cunha dejará el Luceros

Mingos da Cunha imparte instrucciones a sus jugadores durante un tiempo muerto. | // GONZALO NÚÑEZ

Mingos da Cunha no continuará la próxima temporada al frente del Automanía Luceros de Primera Nacional. El técnico vigués ha optado por echarse a un lado y abandonar el equipo cangués después de dos años y medio en su banquillo, una decisión que justifica en el desgaste a causa del tiempo y de las circunstancias. “Es una categoría en la que hay viajes complicados, pasamos tiempos difíciles con el Covid y con las lesiones, y todo acaba sumando”, señala. Eso sí, su idea y la del club es la de que continúe ligado a la entidad, si bien todavía hay que definir el organigrama deportivo de la próxima temporada para encontrarle acomodo. “Es un entrenador de club y queremos seguir contando con él”, afirma el director deportivo del Cangas, Óscar Fernández.

Da Cunha llegó a O Gatañal en noviembre de 2019 para hacerse del equipo tras la salida de Miguel Santorio y, en un año marcado por la eclosión de la pandemia del Covid y por las bajas de Pablo Castro, Peiró, Yeray y Ángel Rodríguez, lo clasificó en la séptima posición. Al año siguiente lo situó noveno en una temporada en la que comenzó a renovar al equipo. Y en este el filial acabó decimoprimero tras haber eludido el descenso en otro año muy complicado marcado por las graves lesiones de sus dos jugadores franquicia, Manu Pérez y Miguel Pousa, amén de un Nacho Salgado llamado a disputar muchos minutos en Primera Nacional.

El técnico achaca al desgaste su decisión, aunque la idea es que continúe en el club

decoration

En esta última temporada Da Cunha también formó parte del equipo técnico del Luceros B junto a Miguel Ferreiro, consiguiendo el ascenso a la Primera Autonómica después de haberse impuesto en la Final Four. “Nos marcamos un objetivo ambicioso y conseguimos ascender el B y la permanencia con el de Primera Nacional”, señala Da Cunha, que une a los éxitos del club el buen papel realizado por los juveniles, campeones de la Final Four Gallega, lo que les valió disputar el Sector Nacional. “Ha sido un año en el que hemos logrado las metas marcadas y eso es importante”, señala. Ahora falta por conocer cuál será su papel la próxima temporada dentro del club.

Estructura completa con el ascenso del B

El ascenso del Luceros B a la Primera Autonómica permitirá al Cangas contar con una sólida estructura para ir formando a los jugadores de su cantera de forma gradual. “El salto desde juveniles hasta Autonómica es asumible, y desde ahí a la Primera Nacional también es más sencillo”, valora Da Cunha, que también cree que el equipo de Autonómica contribuirá a mejorar la competitividad del de Primera Nacional. “Si el de Autonómica está arriba eso acaba empujando al Automanía”, señala. Para el preparador vigués el ascenso del Luceros B era vital por el aspecto deportivo. “Acerca las categorías y mejora su competitividad”, señala, antes de añadir que “en la Segunda Autonómica de este año también quedó claro que la zona alta tenía su dificultad, con cuatro o cinco equipos fuertes”.

Pero además también había razones económicas para buscar el salto a una categoría superior. “El coste de los desplazamientos es mayor en Segunda que en la Primera. Subir supone no tener que viajar a Ferrol o a Viveiro”, explica. En todo caso, la hoja de ruta en el Cangas estará perfectamente definida una vez los jugadores lleguen a categoría juvenil. Todo para poder seguir surtiendo de efectivos al equipo de Liga Sacyr Asobal.

Compartir el artículo

stats