Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Tercera División

El Alondras baja el telón sin fichajes

Martín atrapa un balón en un momento del encuentro entre el Alondras y el Rápido de Bouzas. | // G. NÚÑEZ

El mercado de fichajes de la Tercera División se ha cerrado para el Alondras sin la llegada del ansiado refuerzo ofensivo perseguido prácticamente desde el verano. El meta Diego Dadín se convierte, de este modo, en la única incorporación de las últimas semanas en un club cangués que ha pagado las consecuencias de un mercado cada vez más complicado, con la aparición de la Primera RFEF y la creación de un segundo filial del Celta. Los caladeros de jugadores para un equipo con limitado potencial económico se han reducido de forma drástica.

“Nos quedamos como estamos. Hay que tirar con lo que hay y recuperar a la gente”, asegura el entrenador rojiblanco, José Tizón. La única esperanza ahora, aunque también difícil, es que pueda aparecer algún futbolista en paro para inscribir. Pero nuevamente las opciones son muy escasas. Los esfuerzos, por tanto, se centran en ir recuperando efectivos. Y ahí los dos nombres más evidentes son los de Mauro y Aitor Díaz. El primero de ellos ya reapareció frente al Rápido de Bouzas para disputar los últimos ocho minutos del encuentro. “Es evidente que después de más de tres meses sin jugar está fuera de forma. Sigue con dolor por la pubalgia pero quiere echar una mano y nos aportará lo que pueda”, resume Tizón.

En el caso de Aitor Díaz el central ya está completamente recuperado de sus problemas en el pubis y esta semana trabajará con el grupo para ir adquiriendo la forma. “No vamos a forzar con él, porque una semana más o una menos es lo mismo”, relata el preparador vigués. Con Mauro –aunque a medio gas– y con Aitor Díaz Tizón gana no solamente dos jugadores más, sino dos hombres con tablas en la categoría y mando en plaza.

“Hay que tirar con lo que hay”, asegura José Tizón

decoration

Quienes sí estarán el fin de semana ante el Racing Villalbés son Firi y Javi Pereira después de haber cumplido sanción. En cambio, la presencia de Pablo García es dudosa después de haber entrenado aparte el lunes. Entre mañana y el viernes se tomará una decisión al respecto para ver si puede pelear por un puesto en el once titular.

El empate ante el Bouzas permite al Alondras situarse con 23 puntos en mitad de la tabla clasificatoria, con un margen de cinco puntos sobre el descenso, si bien varios de los implicados en esta lucha han jugado algún encuentro menos que los cangueses. Los de Tizón encadenan cinco igualadas y una derrota en sus seis últimos encuentros, lo que les ha impedido dar un salto en la tabla. Y es lo que busca ahora. “Los empates te sirven para estar ahí, pero lo que te hace ir arriba o abajo es una victoria o una derrota”, señala, antes de añadir que, en esta línea, “necesitamos un triunfo para darnos más confianza y moral”.

Mauro regresó para disputar los últimos minutos ante el Bouzas

decoration

Del duelo ante el Bouzas admite que el empate fue justo tras una primera media hora “de las mejores de toda la temporada, en la que fuimos muy superiores”. Tras este periodo y con 1-0 en el electrónico el Bouzas “se sacudió la presión y apretó con el balón parado”. El punto de inflexión se produjo en el segundo tiempo. “No entramos bien y ellos nos empataron con un golazo de Carlitos. Con el juego directo nos hundían mucho y no éramos capaces de recuperar”, admite. Luego, “cambiamos de sistema para tres centrales y dos puntos y todo se equilibró. Nando y Cacheda tuvieron oportunidades y ellos una de Cellerino”, relata el preparador del conjunto de O Morrazo.

Martín, titular por las bajas de Raúl y Dadín

No entraba dentro de lo inicialmente previsto, pero Martín realizó ante el Rápido de Bouzas un último servicio al Alondras antes de su paso por quirófano para solventar su lesión de rodilla. El veterano guardameta –no tanto por edad como por experiencia en la categoría– fue el titular del conjunto cangués debido a los problemas físicos de sus compañeros de puesto, Diego Dadín y Raúl Alonso. El primero de ellos se encuentra en pleno proceso de recuperación de una microrrotura fibrilar, y el segundo sufrió un pinchazo en el cuádriceps en el entrenamiento del pasado jueves. Ante esta tesitura, y dado que Martín se encontraba bien esta semana, Tizón optó por darle la titularidad. “Sufrió en los últimos 20 minutos, pero aguantó”, relata el técnico.

Su partido no variará un ápice la hoja de ruta que se ha marcado. Esta semana pedirá la baja laboral y contactará con el traumatólogo para solventar de una vez por todas los problemas de rodilla que arrastra desde hace tiempo y que este año le han hecho perderse la mitad de los partidos disputados por el Alondras. La baja indefinida de Martín se compensará con la previsible recuperación de los otros dos porteros en la nómina rojiblanca. Raúl Alonso ya entrenó el lunes sin resentirse de sus molestias y está previsto que Dadín se reintegre hoy al trabajo de campo. De este modo, Tizón podrá disponer de dos guardametas y no tendrá que recurrir al equipo juvenil en busca de una solución de emergencia.

Compartir el artículo

stats