Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Frigoríficos perfila su proyecto más ambicioso

David Iglesias, en la imagen ante el Logroño, es una de las piezas más codiciadas del Cangas. | // G. NÚÑEZ

La gran temporada que está completando el Frigoríficos del Morrazo después de haber cerrado la primera vuelta en quinta posición de la Liga Sacyr Asobal con 18 puntos en su casillero podría no ser solo flor de un día. El club cangués trabaja para sentar las bases de uno de los proyectos más ambiciosos de su historia, en el que incluso no descarta la posibilidad de devolver al equipo a Europa en un par de temporadas.

Esa es al menos la intención de los rectores del Cangas, que harán una fuerte apuesta por mantener el bloque actual, incluyendo a dos de las piezas más cotizadas del equipo, el extremo internacional Dani Fernández y su máximo realizador, el lateral buenense David Iglesias. De hecho, en las próximas semanas se intensificarán los contactos con ambos para conocer su predisposición a continuar, así como con otros jugadores importantes en los esquemas de Nacho Moyano y que terminan contrato a final de temporada, como es el caso del pivote Alberto Martín o del especialista defensivo Santi López. Asimismo, y aunque el preparador madrileño aún tiene un año más de vinculación con el Frigoríficos –el verano pasado renovó por dos temporadas– también se estudia ofrecerle una ampliación.

El Cangas apostará por retener a David Iglesias y Dani Fernández y optar a Europa en un par de años

decoration

“Tenemos una plantilla muy joven con un increíble margen de mejora y no queremos desaprovechar esta oportunidad”, afirma el director deportivo de la entidad, Óscar Fernández, que habla de un proyecto de dos años. Los datos le dan incuestionablemente la razón. Dani Fernández, Martín y Brais tienen solo 20 años; Gayo 21; David Iglesias y Aizen 23; Asensio y Jenilson Varela 24; y Santi López 25, sin contar a un Nacho Salgado con 18 primaveras. Con esta media hasta Forns y el capitán Quintas podrían considerarse unos veteranos con 27 y 26 años, respectivamente. Los únicos que sobrepasan la treintena son los canteranos Menduiña (31), Rubén (32) y Moisés (33), además del incombustible Javi Díaz (46).

Este ambicioso plan de futuro será posible gracias a la buena salud económica de la entidad que preside Alberto González. Las ayudas institucionales (Consejo Superior de Deportes y Xunta de Galicia) para paliar la minoración de ingresos durante la pandemia han permitido solventar deudas y equilibrar las cuentas. Y es que el Cangas ha sido posiblemente el equipo de Asobal más perjudicado por las pasadas restricciones de aforo debido a su fuerte dependencia de taquillas y abonados. Solamente el buen papel de ejercicios anteriores le permitió sostenerse en una campaña tan complicada como la pasada. Ahora, las subvenciones le permitirán tener un respiro y pensar un poco más a lo grande.

En paralelo, el club se está moviendo para aumentar su nómina de patrocinadores con una serie de gestiones que, si fructifican, podrían darle el músculo financiero necesario para emprender un buen proyecto a dos años.

“Estamos cansados de ser la cantera de otros clubes. Si podemos, queremos ser competitivos económicamente y apostar por esta plantilla”, sentencia Óscar Fernández.

El club potencia su campaña de nuevos socios

El club quiere aprovechar la excelente dinámica del equipo tanto en Liga Sacyr Asobal como en la Copa del Rey para incrementar su masa social y, en paralelo, sus ingresos. Es por ello por lo que ha puesto en marcha una campaña de captación de socios de cara a la segunda vuelta del campeonato, una iniciativa que, pasadas las fiestas navideñas, será potenciada en los próximos días. Aunque por el momento las nuevas afiliaciones han sido contadas, la entidad sí ha palpado el interés de algunos aficionados, que han preguntado por la posibilidad de adquirir un carné para este tramo de la temporada.

El club lanza una nueva campaña para alcanzar los 1.300 abonados

decoration

“A partir de mañana [por hoy] reabriremos la oficina y haremos un llamamiento para que la gente se anote”, manifiesta el presidente del Frigoríficos, Alberto González. Actualmente el Cangas supera los 1.100 abonados, una cifra que espera incrementar lo máximo posible. “Si llegamos a los 1.300 ya nos daríamos por satisfechos, pero tampoco vamos a renunciar a llegar a los 1.500”, señala González. Lo cierto es que las cifras son notables teniendo en cuenta que se trata de la temporada de salida de la pandemia y que las incertidumbres en su arranque eran bastantes.

Los precios de los carnés para la segunda vuelta del campeonato son populares. De este modo, el abono más caro sería el de socio familiar, con un coste de 100 euros. Los adultos (nacidos hasta 1997) pagarían 60 euros, mientras que los socios sub 23 (nacidos entre 1998 y 2002) abonan 45 euros. El carné juvenil, para jóvenes nacidos entre 2003 y 2008 supone únicamente 35 euros. El más barato de todos es el abono infantil (niños nacidos entre 2009 y 2015), con un precio de 20 euros.

Evitar el éxodo de temporadas anteriores

El principal deseo de la directiva del Balonmán Cangas es evitar la habitual “espantada” de jugadores después de un gran año, un hecho que el club ya vivió de forma traumática en varias ocasiones a lo largo de su trayectoria. La más paradigmática de todas ellas ocurrió en la temporada 2004-2005, en la que el Frigoríficos del Morrazo consiguió, de la mano de Alejandro López, la clasificación para la Copa EHF. Ese éxito tuvo su contrapartida negativa a final de temporada, con la salida del fallecido técnico vigués al Almería, así como la marcha de la columna vertebral de la plantilla, con Muratovic, Paco Bustos, Xavi Pérez y Ugalde. La consecuencia fue el descenso al año siguiente a la División de Honor Plata.

La otra gran reconstrucción en el Frigoríficos tuvo lugar tras dos años en los que acabó quinto la Liga (2014-2015 y 2015-2016). Después de esa última campaña el equipo perdió al meta Yeray Lamariano, al lateral Adrián Rosales y a su capitán y especialista defensivo, Fernando Eijo, que colgó las zapatillas.

Compartir el artículo

stats