Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Tercera División RFEF

El Dépor B como punto de inflexión

El alondrista Ube conduce un balón en una acción en el partido contra el Fabril. | // SANTOS ÁLVAREZ

El Alondras despide el año 2021 y la primera vuelta de la temporada tras un empate sin goles en casa del Arzúa. Las ocasiones desperdiciadas en la segunda parte dejan un sabor agridulce en la boca de los jugadores alondristas, pero el final de año no pudo ser mejor, con una racha de seis encuentros sin conocer la derrota, tras un titubeante inicio liguero. El director de orquesta de esta temporada en el banquillo del Alondras, José Tizón, no tiene dudas acerca del punto de inflexión: “La jornada 11, cuando ganamos en casa al Deportivo B. Desde entonces las sensaciones son muy buenas. Los rivales apenas nos generan ocasiones de gol, aunque nos cuesta materializar de cara a la portería contraria, porque sí que creamos oportunidades para ganar más partidos”.

Esa victoria frente al filial deportivista supuso un impulso psicológico para los jugadores cangueses “porque es un equipo muy fuerte y que llegaba en buena racha. Empezamos a revertir la situación desde entonces”.

El inicio liguero irregular también se explica por la atípica pretemporada, con el Alondras pasando rondas de la Fase Gallega de la Copa Federación, hasta el punto de que se llevó el título autonómico superando muchas eliminatorias en la prórroga o los penaltis. “Pagamos esa pretemporada exigente sobre todo a nivel de lesiones, como las de Pablo García o Diego. Aitor y Mauro arrastraron molestias también por cargarse mucho de minutos”.

La llegada del parón en plena racha de resultados positivos puede ser perjudicial para el Alondras. Pese a todo, el técnico es optimista. “Nos vendrá bien para recuperar a gente. Además de bajas como las de Mauro, Aitor y el portero Martín, también tenemos a muchos jugadores tocados, que necesitan descanso porque tienen muchos minutos en sus piernas, como Javi Pereira o Ube”.

Espera, José Tizón, que para el comienzo de la segunda vuelta ya estén disponibles Aitor “y seguramente también Martín”. En el caso de Mauro, su evolución todavía es una incógnita.

Hasta el domingo 9 de enero el Alondras no vuelve a los terrenos de juego. Será para iniciar la segunda vuelta en casa del Atlético Arnoia. Por delante los cangueses tienen 17 partidos y, el último fin de semana de abril, ya quedará definido quién ganará el grupo y ascenderá de forma directa, así como los cuatro equipos siguientes que jugarán un playoff para buscar otra plaza. “Quedan cuatro meses de competición”, señala Tizón, que de momento se plantea como único objetivo sellar la permanencia. “Vamos a esperar un par de meses y a partir de ahí hablamos de otros objetivos. En función de cómo hagamos enero y comienzos de febrero valoraremos si podemos ver hacia arriba o tenemos que ver hacia abajo”, concluye el técnico.

Búsqueda en el mercado de un jugador de ataque

Con la llegada del parón y el balance de la primera mitad de temporada, el Alondras estudia también la profundidad de su plantilla. Tizón no descarta que el club se mueva en el mercado, “aunque no es fácil encontrar algo que sume. A ver cómo está el mercado”. Sobre todo el Alondras busca algún jugador para la parte ofensiva. “Gente que nos pueda aportar goles o, sobre todo, gente de banda”, explica el míster. Reconoce que “gol es lo que buscan firmar todos los equipos, por eso es tan difícil”. En la parcela defensiva “estamos muy bien” por lo que no habrá incorporaciones en ese aspecto. “Salvo una lesión grave no nos vamos a reforzar atrás, porque somos seguros y sólidos. Los rivales apenas nos crean ocasiones. Pero arriba a ver si somos capaces de reforzarnos con algo”, añade el entrenador. La plantilla celebró este lunes su última sesión de entrenamiento antes de disfrutar de una semana de vacaciones. A su regreso comenzarán a preparar el duelo contra el Atlético Arnoia. En la primera vuelta el Alondras se impuso al conjunto ourensano por 2-1. El Arnoia, por su parte, se va al parón en una posición muy delicada, ocupando la penúltima plaza y con solo ocho puntos en su casillero. Después de ganar por 2-1 frente al último, el SD Sofán, el Arnoia despidió el año con una derrota por 3-1 en casa del Juvenil de Ponteareas. El Alondras buscará profundizar en su crisis para arrastrar a 2022 la buena racha de resultados con la que finaliza este año.

Compartir el artículo

stats