Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Copa del Rey

El Frigoríficos está intratable

David Iglesias, defendido ayer por Kisselev, en una acción de ataque en el partido contra Logroño, en el que anotó once goles. | // G.NÚÑEZ

El turrón navideño tendrá un sabor inmejorable para el Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro. Los cangueses despiden el año con cuatro victorias consecutivas en liga y acaban de redondear esa racha con un triunfo en la segunda ronda de la Copa del Rey, en la que eliminaron al Balonmano Logroño-La Rioja, uno de los favoritos para pelearle el título al F.C.Barcelona. Es la segunda vez en cuatro días que el Cangas derrota al potente equipo riojano y esta vez tuvo que ser en la prórroga. Al final de los 60 minutos reglamentarios se llegó con un 29-29 y en el tiempo extra el Frigoríficos ganó 9-6, para un resultado final de 38-35.

El partido de ayer fue emocionante, vibrante, intenso... y tenso. Muy tenso por momentos. El equipo riojano esta vez sí pudo contar con su jugador estrella, Agustín Casado, que estuvo ausente el domingo por enfermedad. Los visitantes arrancaron como un tiro, con un parcial de 1-4, algo que no amilanó a los cangueses. Al filo del minuto 12 de encuentro, el Cangas respondió con un 3-0 con goles de Rubén, Aizen y Dani Fernández para devolver la igualdad al electrónico (7-7).

A partir de ese momento el dominio en el marcador fue siempre para el conjunto entrenado por Miguel Ángel Velasco. Los riojanos se movieron con diferencias que oscilaban entre los dos y los tres goles. Lo curioso es que el Frigoríficos estaba defendiendo bien y Gerard Forns estaba aportando desde la portería. El problema estaba en ataque, donde los cangueses coleccionaron una interminable serie de errores, pérdidas y fallos en acciones claras ante Jorge Pérez, que por momentos volvió a erigirse como un muro.

Así las cosas, lo sorprendente es que el Logroño no fuese capaz de aumentar más su renta y que al descanso se llegase con un marcador muy igualado (14-15). El principal sostén ofensivo de los cangueses era David Iglesias, que llegó al intermedio con seis tantos.

La plantilla y el cuerpo técnico del Frigoríficos celebran su victoria y clasificación para la siguiente ronda de la Copa del Rey. Fdv

Tras el paso por vestuarios el Frigoríficos dispuso de varias posesiones para empatar el encuentro, pero volvió a mostrarse fallón. Así, el Logroño se mantenía por delante gracias a la aportación de jugadores como Casado, Dutra o Dorado. El equipo riojano tuvo incluso el triunfo al alcance de la mano a menos de quince minutos para el final del encuentro. De un marcador de 21-22 después de un tanto de Carles Asensio se pasó a un 22-26 en el minuto 49. Era la máxima diferencia de la que gozaron los visitantes y en otro momento hubiese sido la puntilla.

Pero no para este Cangas. Y sobre todo en O Gatañal. Ni los jugadores bajaron los brazos ni la afición dejó de apoyar a los suyos, que con tres fulgurantes goles de Jenilson, Asensio, Dani Fernández y dos paradas providenciales de Gerard Forns volvían a meterse de lleno en el partido (25-26, min.51). Una situación que obligó a Velasco a solicitar tiempo muerto.

La ventaja riojana llegó de nuevo a los dos goles (25-27) después de que Rubiño transformase un siete metros. Si en el primer periodo el Cangas sobrevivió gracias a los goles de David Iglesias, en el segundo fue capital la aportación de Carles Asensio. Un tanto suyo significó el 27-27 en el minuto 54. Era la primera vez que el Cangas conseguía nivelar el encuentro desde el 7-7.

Los goles de Martín Gayo fueron claves en la prórroga. Gonzalo Núñez

Los últimos minutos fueron de infarto, con un intercambio de goles hasta el 29-29, en el minuto 57.30. El Cangas tuvo la oportunidad de llevarse el partido porque disfrutó de una posesión larga con apenas un minuto por jugarse, pero el lanzamiento de David Iglesias, muy forzado y bajo apercibimiento de pasivo fue bloqueado por Jorge Pérez. Al Logroño le quedaban 15 segundos y pidió tiempo muerto, aunque la defensa canguesa se conjuró para impedir el gol.

Con el 29-29 se llegó a una prórroga de diez minutos, dividida en dos partes de cinco minutos. Y ahí no hubo color. En el primero periodo emergió Martín Gayo, con tres goles. Y el segundo acto arrancó con un tremendo latigazo de David Iglesias para suma su undécimo tanto de la noche, con el que levantó a toda la afición de O Gatañal. Al final el Logroño acabó tan frustrado que terminó el encuentro con solo cinco jugadores en pista. Los colegiados descalificaron a El Korchi por un absurdo empujón a David Iglesias y luego excluyeron a Kisselev.

El resultado final fue 38-35 y la única nota negativa fue la lesión de Lucas Aizen en la segunda parte. El jugador tuvo que retirarse por una torsión en su rodilla y hoy deberá ser sometido a una ecografía, pero los servicios médicos esperan que no sea nada grave.

FICHA TÉCNICA:

Frigoríficos del Morrazo (38): Forns, Dani Fernández (4), Quintas, David Iglesias (11), Alberto Martín (2), Santi López (2), Monteiro (4) –siete inicial–, Simes, Brais, Rubén (1), Gayo (3), Menduíña (1), Salgado (1), Asensio (7), Aizen (2) y Javi Díaz (ps).

Logroño (35): Jorge Pérez, Dutra (7), Dorado (4), Rivero, El Korchi (4), Domenech, Ortiz (2) –siete inicial­–, Casado (8), Rubiño (5), Serradilla, Rodríguez (1), Moreira (2), Cadarso y Kisselev (2).

Marcador cada 5 min.: 1-4, 5-7, 7-9, 8-11, 10-13, 14-15 (descanso), 15-17, 17-19, 21-22, 25-26, 28-28, 29-29 (final). Prórroga: 34-31, 38-35.

Árbitros: Jorge y Jesús Escudero Santiuste. Excluyeron por el Cangas a Quintas, Martín (2), Santi López y Aizen. Por el Logroño a Casado, Serradilla, Rodríguez, Moreira, Domenech, Kisselev y descalificaron a El Korchi.

Incidencias: Partido de la segunda ronda de la .Copa del Rye, disputado en O Gatañal.

Compartir el artículo

stats