Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Frigoríficos, a descubrir su techo

Carles Asensio arma el brazo para lanzar ante la defensa del Logroño en el duelo del domingo en O Gatañal. | // SANTOS ÁLVAREZ

Con 18 puntos, un quinto puesto en la clasificación, una de las mejores primeras vueltas de su historia y tras cuatro victorias consecutivas el Frigoríficos del Morrazo despide la Liga hasta el mes de febrero. Lo hace con unas espectaculares sensaciones confirmadas en el duelo del domingo ante el Logroño y ante la evidente satisfacción de su entrenador, Nacho Moyano, que desglosa el éxito de un proyecto de tres años que se encuentra ahora en su momento cumbre.

Un año de normalidad

El primer año de Nacho Moyano estuvo marcado por la eclosión de la pandemia y la suspensión del campeonato y el pasado por los dos brotes de Covid que tuvo que afrontar su equipo, con sus correspondientes confinamientos. “Por fin hay un año normal, en el que tenemos continuidad, y las cosas salen”, afirma el preparador madrileño, que insiste en la idea de que “los frutos de ahora tienen mucho que ver con el trabajo anterior y con la segunda vuelta del año pasado”.

Explorar los límites

Los 18 puntos que lucen en el casillero cangués son una clara invitación a soñar. “Son números muy buenos, pero tenemos el freno de mano echado por ver cómo está siendo la Liga”, señala el técnico en referencia a la igualdad y a los triunfos de todos los de abajo. “Estamos haciendo muy bien las cosas, pero a ver si lo que hacemos no es suficiente”, señala. Con todo, subraya su “orgullo por el equipo” y la firme intención de seguir en la misma línea. “No vamos a cargarnos con ninguna mochila, pero intentaremos llegar adonde podamos. Vamos a descubrir nuestro techo”, sentencia.

Moyano destaca el poder del bloque y la capacidad de su equipo para leer los partidos

decoration

Un equipo con mayúsculas

Moyano se ha salido con la suya. Desde su llegada renunció a un siete fijo y apostó por dar minutos a todos sus jugadores. Y esta temporada es el ejemplo de lo que esa filosofía debe dar. “Todo el mundo está metido, y si falla el jugador que está delante, el otro lo hace bien”, resume el preparador. Ante el Logroño se vio. Si David Iglesias no brilla en el primer tiempo aparece Brais, si Gayo no está tan lúcido, Aizen exhibe lanzamiento, si Moisés, Jenilson y Dani yerran desde los siete metros ahí está Menduiña. “Cada jugador ha encontrado su espacio en el equipo para sentirse importante”, añade el madrileño.

Bloque defensivo

La defensa es algo inherente a un Cangas cuya filosofía es la de blindarse atrás como base del éxito. Ha sido así históricamente, y este año la retaguardia canguesa está brillando a un altísimo nivel. Ofrecían ciertas dudas la baja de un líder como Cerqueira y de especialistas como Ribeiro o Baptista, pero lo cierto es que ya nadie se acuerda de ellos. El mérito es de un Quintas espectacular y de un Santi López “que apaga todos los fuegos”, como asegura Moyano. Asensio y Martín están cumpliendo con creces y jugadores con menos galones defensivos como David Iglesias, Brais, Aizen o Gayo han sido capaces de sumar. Las estadísticas sitúan a los de O Morrazo como la cuarta mejor defensa de la categoría, con 27,4 goles encajados por encuentro, solamente por detrás de Barcelona (25,73), Torrelavega (26,86) y Bidasoa (27,23).

Madurez competitiva

Comenzar fuerte para marcar diferencias desde el principio (Cuenca, Antequera o León), sufrir en encuentros incómodos por el juego del rival (Sinfín) o remar en busca de la remontada (Atlético Valladolid). Por no hablar de saber afrontar los finales de partido. El Frigoríficos está mostrando una enorme versatilidad para encarar situaciones, algo que solo da la madurez. “Estamos en ese punto de saber leer el timing de los partidos. Si demanda apretar el culo lo hacemos, y si vemos dudas en el rival, si olemos la sangre, nos vamos al cuello”, resume Moyano.

"Estamos en ese punto de saber leer el timing de los partidos", explica el técnico madrileño

decoration

Trabajo individual

Es una de esas cuestiones del día a día más alejada de los focos, pero que está teniendo una incidencia importante en el rendimiento de este año. Moyano está dedicando mucho tiempo a la mejoría individual de los jugadores en un trabajo de tecnificación que ya ofrece frutos. La incorporación de Jota al cuerpo técnico permite poder realizar estas tareas. “Trabajamos la técnica individual, la relación entre primeras líneas, extremos y pivotes, la defensa... Y se está notando en muchos jugadores”, señala.

Un juego atractivo

La efectividad del Cangas no está reñida con una puesta en escena brillante y atractiva para el público. El conjunto de O Morrazo está llegando a los resultados a través de un buen juego que despierta la admiración de toda la Liga. “Está claro que lo primero es lo primero y sin resultados es difícil vender el pollino”, apunta Moyano. El camino ha sido simplificar los sistemas al máximo. “Hacemos las cosas más simples que nunca, pero con las ideas claras y centrándonos en hacer muy bien lo que hacemos”, sentencia el entrenador.

Compartir el artículo

stats