Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Frigoríficos disfruta su estado de gracia

Martín Gayo lanza a puerta ante la defensa de Javi Rodríguez y Serradilla en el partido de ayer. | // SANTOS ÁLVAREZ

El Frigoríficos del Morrazo continúa explorando sus límites. Ayer, ante un pabellón de O Gatañal completamente entregado a los suyos, sumó su cuarta victoria consecutiva tras imponerse al Logroño (30-28) en un encuentro en el que volvió a exhibir madurez, defensa, criterio ofensivo y profundidad de banquillo en un cóctel que está resultando imparable para los rivales. El proyecto de Nacho Moyano vivió un primer año de adaptación en el que la pandemia lo salvó de un más que probable descenso; un segundo de perfilar equipo y consolidar ideas; y en este tercero ha llegado el momento de recoger los frutos de todo ese trabajo previo y de esa paciencia. Es la hora de disfrutar y a fe que el Cangas lo está haciendo de lo lindo.

La brillante victoria de ayer ante uno de los gallitos de la Liga Sacyr Asobal es el broche de oro a una primera vuelta difícil de olvidar, en la que el equipo cangués suma 18 puntos para instalarse en la quinta plaza, pero a solo dos de una segunda posición que ocupan de forma provisional el Granollers y los riojanos, a la espera de que el Bidasoa (que tiene 19 puntos) dispute sus dos partidos pendientes. Si en anteriores etapas el parón navideño se veía como una tabla de salvación, ahora es un fastidio para una escuadra que atraviesa un momento más que dulce. Que la fiesta continúe.

Y eso que el arranque de encuentro fue de todo menos favorable a los pupilos de Nacho Moyano. Con un Rubiño infalible –excelente partido el suyo– y aprovechando la temprana exclusión de Martín, los visitantes se situaron con un 0-3 que obligaba a la remontada. Pero si algo está demostrando este año el Frigoríficos es madurez. No le perdió la cara a un choque en el que no se encontraba cómodo en ataque, y fió sus opciones a la defensa. El 6.0 local lució hiperactividad y cerró todas las vías de conexión con Moreira en los seis metros. A partir de ahí los cangueses fueron creciendo (3-3, minuto 11).

David Iglesias, autor ayer de cinco dianas, en una acción ofensiva. // SANTOS ÁLVAREZ

David Iglesias, autor ayer de cinco dianas, en una acción ofensiva. // SANTOS ÁLVAREZ César Collarte

Javi Díaz apareció para tocar balones en lo que se convirtió un duelo de porteros con Jorge Pérez, que paró hasta tres penaltis. Los riojanos se estiraron (3-5, minuto 16) con El Korchi al mando de las operaciones ante la ausencia de Casado, principal damnificado de un brote de gastroenteritis en el equipo visitante.

Moyano movió banquillo y dio entrada a Lucas Aizen, que empezó a sacarle brillo a su brazo para darle la iniciativa a los suyos (9-7, minuto 25), y ya no la perderían hasta el paso por vestuarios. Rubiño, con el tiempo cumplido, recortó desde los siete metros hasta el 12-11.

El conjunto cangués doblega al Logroño y cierra una primera vuelta de ensueño con 18 puntos en su casillero

decoration

El inicio de la segunda mitad nada tuvo que ver con el arranque del choque. El Cangas acertó desde los siete metros con Menduiña como especialista y apretó los dientes en defensa, recuperando balones y contragolpeando. En un visto y no visto parcial de 5-1 y partido roto (17-12, minuto 35, con tiempo muerto de Velasco).

El técnico del Logroño echó mano de Dutra y el cañonero brasileño no decepcionó. Tres goles y un penalti forzado de forma consecutiva metieron a los suyos en faena (18-16, minuto 40). Esa renta de dos goles fue lo máximo que le permitieron los locales. Javi Díaz blindó su meta, el Frigoríficos estiró la goma (20-16, minuto 42) e incluso perdonó un par de ataques para volver a los cinco de ventaja.

Los visitantes, mientras, cambiaron a defensa 5.1 y aprovechando una exclusión de David Iglesias acortaron distancias (22-20, 23-21). El Cangas supo jugar con criterio sus opciones y no perder ni la calma ni el control del marcador (26-23, minuto 52, con nuevo tiempo de Velasco). Con todo, Moyano deseaba abrochar cuanto antes el triunfo y evitar sorpresas desagradables. Pidió tiempo con 26-24 (minuto 54) y dio el protagonismo a David Iglesias y a Brais para poner la sentencia (30-26, minuto 58). De poco sirvió la exclusión de Martín a falta de tres minutos o la presión a toda pista de los riojanos, que hasta erraron dos lanzamientos a portería vacía. La victoria se quedaba en un Frigoríficos que completa una primera vuelta de auténtico ensueño.

Ahora, el conjunto cangués vela armas para el duelo de Copa del Rey del miércoles, que se disputará precisamente ante el Logroño.

Ficha técnica:

Frigoríficos: 30

Javi Díaz; Dani Fernández (4,1p), Quntas, David Iglesias (5), Martín, Santi López (2) y Jenilson (2) –siete inicial– Forns (ps), Gayo (2), Moisés, Aizen (5), Brais (4), Menduiña (4,3p) y Rubén (2).

Logroño: 28

Jorge Pérez (1); Rivero (1), El Korchi (5), Rubiño (9,5p), Serradilla, Moreira (1) y Cadarso (1) –siete inicial– Markelau (ps), Dutra (7), Javi Rodríguez (1), Almeida (1), Kisselev y Dorado (1).

Marcador cada cinco minutos: 0-2; 2-3; 3-4; 7-6; 8-7; 12-11 (descanso); 16-12; 18-16; 21-17; 23-21; 27-24; y 30-28. Árbitros: García Serradilla y Marín Lorente (Cataluña). Excluyeron por los locales a Martín (2), Dani Fernández, Quintas, Aizen y David Iglesias, y por los visitantes a El Korchi, Serradilla y Rivero. Incidencias: Unos 1.500 espectadores en el pabellón de O Gatañal, que ovacionaron a su equipo al término del choque.

Compartir el artículo

stats