Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Tercera División

El Alondras luce su profundidad de banquillo

El alondrista Ube conduce un balón en una acción en el partido contra el Fabril. | // SANTOS ÁLVAREZ

Tres victorias y un empate es el positivo balance de un Alondras al que ni tan siquiera ha frenado en estas últimas semanas la ausencia de algunos de sus futbolistas más determinantes. El valiosísimo punto arrancado ante uno de los grandes favoritos al ascenso, el Barco, confirma la buena progresión del equipo que dirige José Tizón y el excelente rendimiento que están dando los menos habituales.

Con 19 puntos en su casillero el entrenador vigués subraya que “hay que ir con cautela”, si bien no puede ocultar su satisfacción “porque las sensaciones son muy buenas y la profundidad de plantilla también, con todos los futbolistas compitiendo a las mil maravillas”. Un hecho que lo ejemplifica con los nombres de Ángel Landeira, Raúl Alonso o Anxo Vilas, “que no estaban teniendo minutos a principios de temporada y que en el último mes han estado a un gran nivel”.

Y es que la enfermería alondrista, lejos de vaciarse, continúa sumando efectivos. Mauro y Aitor Díaz son los inquilinos que más tiempo llevan en ella por sendas pubalgias. El primero no regresará al césped hasta 2022 y el segundo, ya muy recuperado de esa dolencia, arrastra ahora una lumbalgia. Pero Martín, otro de los veteranos del equipo, también se cayó de la lista este último fin de semana debido a un problema en una de sus rodillas. Y tampoco jugó Pablo García, si bien está prácticamente recuperado de la microrrotura de fibras sufrida en el duelo ante el Juvenil de Ponteareas. Para completar el sombrío panorama, Jesús Varela dejó el campo a los 17 minutos por molestias musculares.

El conjunto cangués sigue en racha pese a la ausencia de hasta cinco de sus titulares

decoration

La falta de estos cinco titulares ha abierto la puerta a jugadores que de otro modo hubiesen tenido menos opciones. El meta Raúl Alonso ya ha disputado tres encuentros, y el central Ángel Landeira es quizás el ejemplo más paradigmático del buen rendimiento de los menos habituales en este tramo de temporada. Acumula cinco titularidades –cuatro de ellas de forma consecutiva– y ha anotado dos goles, el último de ellos en Calabagueiros.

Pero también Anxo Vilas ha tenido mucho peso (14 partidos jugados, cinco de ellos desde el once inicial), al igual que Guille (12 participaciones, 9 de ellas como titular). E incluso Nando, el único delantero que no había visto puerta hasta la fecha, consiguió estrenarse con un gol de penalti provocado por él mismo que valió las tablas en Valdeorras.

“Estamos en un momento muy bueno. Fuimos en cuadro e hicimos un gran partido”, señala Tizón, que destaca asimismo la solvencia defensiva de los suyos a pesar de los dos tantos encajados. “Al final te marcan porque ellos tienen un gran caudal ofensivo y un fondo de armario tremendo, pero estuvimos bien a nivel defensivo”, afirma el técnico, que insiste en mantener la misma línea.

El preparador está contento de tener hoy jornada de descanso para poder recuperar efectivos. De hecho, tras la igualada ante el Barco dio tres días de descanso a los suyos. “Jugar tres partidos en esta semana nos iba a penalizar mucho. Así podemos ir recuperando gente”, afirma. Pablo García es el que tiene más opciones de tener el alta en un grupo de jugadores tocados en el que también está el meta Raúl Alonso, tras haber sufrido molestias en los adductores en la recta final del choque.

Compartir el artículo

stats