Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano | Liga Sacyr Asobal

El Barça dispara los socios del Frigoríficos

Público en el pabellón de O Gatañal en el partido del sábado ante el Barcelona. | // SANTOS ÁLVAREZ

El partido ante el Fútbol Club Barcelona y la buena temporada que está realizando el Frigoríficos del Morrazo han servido para revitalizar esta última semana la renovación de carnés en la entidad que preside Alberto González. En la previa del encuentro del sábado se registraron colas en las oficinas para hacer hasta una veintena de socios, una cantidad atípicamente elevada para producirse en la recta final de la primera vuelta de la Liga Sacyr Asobal.

Con las nuevas incorporaciones el club cuenta ya con un total de 1.050 socios, alrededor de un 50 por ciento más que la temporada pasada, y con el añadido de que antes únicamente pagaban una cantidad simbólica como base (50 euros), además de otros 5 euros a mayores por cada encuentro al que acudían. La recaudación por este apartado se ha incrementado, pues, de forma considerable, si bien en la cantidad total se incluyen todos los tipos de socios, desde los protectores y familiares, hasta los infantiles.

Sin embargo, la cifra aún está muy lejos de los 1.500 marcados por la directiva como ambicioso objetivo. Eso sí, habida cuenta de las circunstancias y de las incógnitas con las que se empezaba la temporada por la evolución de la pandemia, lo cierto es que hay una relativa satisfacción con los números en la sede del Balonmán Cangas.

La idea que se baraja ahora dentro de la entidad canguesa es la de acometer una nueva campaña de socios de cara a la segunda vuelta del campeonato. La intención es aprovechar las fechas navideñas para ofrecer un abono de media campaña, obviamente a un precio reducido, a fin de incrementar la cifra de socios y, consecuentemente, los ingresos percibidos por ellos. La buena marcha de la escuadra que dirige Nacho Moyano debería de animar acudir a O Gatañal en una campaña en la que, por el momento, hay más alegrías que sufrimiento real.

Pero además el fin último es el de ir recuperando paulatinamente los registros previos a la pandemia, y volver a moverse por los 1.400-1.500 socios, algo fundamental a medio plazo para poder seguir sosteniendo al club en la máxima categoría del balonmano español.

Compartir el artículo

stats