Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Tercera División

El Alondras sufre un apagón

Nando, Firi y Ube en un partido anterior del Alondras. | // SANTOS ÁLVAREZ

La última derrota por la mínima ante el Ourense CF ha abocado al Alondras a ocupar una de las plazas de descenso. Después de una prometedora pretemporada y del título autonómico de la Copa RFEF el equipo que dirige José Tizón navega con dificultad por una Tercera División en la que únicamente ha ganado dos partidos en diez jornadas y en la que ha evidenciado un serio problema con el gol. Estos son algunas de las causas de la irregularidad rojiblanca.

Acuciante falta de gol

Con tan solo siete goles en diez jornadas el Alondras es el segundo equipo menos realizador de la categoría, y prueba de ello son las tres semanas consecutivas sin marcar (Polvorín, Choco y Ourense CF). “Es evidente que nos cuesta hacer gol. Siempre estamos metidos en los partidos, pero las opciones no están cayendo de nuestro lado”, explica un José Tizón, que también añade que “tenemos claro que no se nos van a caer los goles, pero tampoco es normal que llevemos tan pocos a favor”. Nando y Manu Vilán, dos de los delanteros, aún no se han estrenado, y tampoco ha marcado ninguno de los centrocampistas. Los goles se reparten entre Firi (3), Aitor Díaz (2) y Mauro y Jesús (uno cada uno de ellos).

Importancia de los detalles

“En pretemporada nos valía con nuestra solidez, acompañada por algún gol”, resume el preparador rojiblanco. Lo cierto es que la igualdad ha presidido los choques del Alondras, que tan solo cayó de forma clara (3-0) en el accidente de Bouzas y ganó por 2-0 al Viveiro. Ante Silva, Choco, Ourense CF cayó por la mínima (1-0) y frente al Noia también de forma ajustada (2-1). “Perdemos por detalles. Ante el Choco ellos nos marcan en un córner y nosotros fallamos un penalti al final; el otro día Nando falla un mano a mano y después el rival nos marca...”, relata Tizón.

Las lesiones, un castigo

No han sido muy numerosas, pero sí se han cebado en dos de los futbolistas más importantes del equipo. La ausencia de Aitor Díaz y de Mauro ha pasado una dolorosa factura al Alondras, que pierde a sus líderes en defensa y ataque. “Son vitales para nosotros. Aitor es muy bueno atrás y hace buenos a los demás. Éramos uno de los mejores equipos de la categoría a balón parado y sin él somos uno de los peores”, señala el técnico. El marinense había anotado dos dianas antes de sus problemas de pubis. De Mauro, también aquejado de una lesión de pubis, apunta que “es un jugador diferencial en ataque”. Junto a Javi Pereira es el único encarador del equipo, el único especialista en las acciones de uno contra uno que tiene el equipo.

El factor psicológico

Quizás no se les da tanta relevancia como la que verdaderamente tiene, pero las tendencias marcan mucho en el mundo del fútbol. En pretemporada el Alondras competía y se especializó en que la balanza cayese siempre de su lado (ganó por penaltis las eliminatorias de la Copa RFEF ante Pontevedra, Ourense CF y Rápido de Bouzas). Ahora en Liga los negativos resultados parecen pesar como una losa. “Psicológicamente nos está costando, pero hay que seguir trabajando y buscar soluciones”, afirma el preparador rojiblanco.

Rendimiento de los nuevos

Bajas tan determinantes como las de Brais, Luismi o Manu Santos no han podido ser compensadas por los fichajes. De todos ellos Ube ha sido el más regular, con buenos detalles de Guille o Anxo Vilas. En cambio, Yago Pérez aún no ha cogido la manija del equipo y tanto Nando como Manu Vilán no han podido demostrar el olfato de gol de anteriores equipos.

El intratable Fabril espera el domingo

Si la mala situación clasificatoria del Alondras –decimocuarto con 9 puntos– no es suficiente motivo de preocupación, el próximo rival que visitará a los cangueses será el intratable Deportivo Fabril, segundo clasificado de la categoría con el doble de puntos que los cangueses (18). Los coruñeses son un bloque temible, especialmente en el aspecto defensivo, ya que solo han encajado dos goles en nueve encuentros. Por contra, no son un equipo particularmente goleador, con diez tantos en su haber. “Tienen al mejor entrenador de la categoría, Óscar Gilsanz”, subraya Tizón.

Para ese duelo el técnico alondrista recuperará al lesionado Manu Vilán. Más dudosa será la presencia de Firi, que se cayó del once inicial el domingo a causa de una lumbalgia. Quienes están casi descartados son Mauro y Aitor Díaz, que continúan trabajando para mejorar de sus problemas de pubis. Tizón confía en poder tenerlos para unos minutos para una posible emergencia.

Compartir el artículo

stats