Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano

La pista de O Gatañal entra en alerta roja

O Gatañal entra en alerta roja

O Gatañal entra en alerta roja

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

O Gatañal entra en alerta roja César Collarte

Apenas tiene ocho meses de vida pero la pista del pabellón de O Gatañal ya ha dicho basta. El deficiente estado de la superficie del polideportivo ocasionó ayer la suspensión del duelo de Primera Nacional entre el Automanía Luceros y el Rodosa Chapela (que finalmente se trasladó al polideportivo de Rodeira) y pone en serio peligro la disputa de los próximos encuentros del Frigoríficos del Morrazo, ante Ángel Ximénez Puente Genil y Fútbol Club Barcelona (los días 10 y 13, respectivamente). La pista presenta varias zonas abombadas, la más importante de las cuales –de unos cinco metros cuadrados de área– está situada cerca de la línea de nueve metros de la portería más próxima a la entrada principal del pabellón.

“Era un desenlace anunciado, tarde o temprano iba a suceder”, apuntan con resignación desde Balonmán Cangas y Luceros, toda vez que han tenido que convivir todo este tiempo con las irregularidades de la superficie, de las que alertaron en varias ocasiones. Y ayer fue el día en el que todo explotó. Al realizar el calentamiento, el Chapela comprobó los “bollos” de la pista y se lo comunicó a la pareja arbitral, negándose a jugar en esas condiciones. Los colegiados, los castellanoleoneses Da Silva Barbadaes y García Álvarez tomaron fotografías y vídeos de la pista y consultaron con Madrid antes de tomar una decisión. Ante el evidente peligro para la integridad de los jugadores y por su experiencia personal en situaciones similares apostaron por no jugar en O Gatañal.

A partir de ahí se inició una carrera contrarreloj para buscar una solución. Lo cierto es que la disponibilidad de todas las partes fue máxima. La opción más viable era Rodeira. El técnico del cuadro cangués, Mingos Da Cunha, incluso se llevó a los árbitros en su vehículo particular al pabellón para que comprobasen que cumplía con todos los requisitos. Una vez aprobado el choque se disputó a las dos de la tarde con triunfo de los locales (42-26).

El abombamiento de la superficie pone en peligro los partidos ante Puente Genil y Barcelona

decoration

La directiva del Frigoríficos del Morrazo se pondrá en contacto mañana mismo con el Concello de Cangas para comunicarle los hechos y reclamar una solución de urgencia, toda vez que los dos próximos partidos en casa son en apenas diez días. También se está preparando un informe técnico para remitírselo a Mondo, la empresa responsable de la colocación de la superficie de juego. Aunque por el momento no se han hecho declaraciones oficiales, la indignación es palpable en el club, ya que aseguran haber alertado de posibles deficiencias en la pista desde el momento de su colocación. La respuesta entonces fue que la superficie necesitaba un año para asentarse. “Eso ya no cuela”, subrayan.

Lo cierto es que las irregularidades en la pista han sido una constante. El mismo día de su inauguración oficial eran palpables en un par de zonas y así se han ido manteniendo a lo largo de estos meses. La consecuencia más evidente, señalan los jugadores, es en el bote del balón, ya que apenas coge altura en las áreas abombadas. De hecho, en el último choque en casa ante el Benidorm el central visitante, Nacho Vallés, culpó a la pista de una pérdida de balón en una acción de bote. Pero también existe un peligro para los jugadores por la inestabilidad de la superficie donde están pisando.

La pista de O Gatañal fue montada entre diciembre de 2020 y febrero de 2021. Su inauguración se produjo el martes 23 de febrero y su puesta de largo tan solo unos días después, en el partido entre el Frigoríficos y el Villa de Aranda. La colocación de la nueva superficie tuvo un coste de 150.000 euros, financiados a través del Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra. Sustituyó a la anterior, muy deteriorada por el uso, y que contaba con los tablones de madera podridos.

Compartir el artículo

stats