Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Primera Nacional

Una derrota tan cruel como polémica

Cous es defendido por Azael Santana en el duelo ante el Ingenio. | // GONZALO NÚÑEZ

“Son cosas ante las que no puedes hacer nada”, señala resignado el entrenador del Bueu Atlético, Moncho Curra, al valorar la derrota de su equipo ante el Calvo Xiria, gestada en el último segundo del choque y en una acción clara de juego pasivo de los locales. Pero su actitud no esconde la indignación del club por una decisión arbitral tan evidente como perjudicial para los intereses buenenses, y que supuso el 29-28 con el que los de Carballo doblegaron a los de O Morrazo.

La acción en concreto se desarrolla en los 25 segundos finales del partido. Los colegiados aperciben de pasivo al Xiria, que da hasta seis pases antes de que los árbitros piten córner. El saque va hacia un jugador del Xiria que da un pase extra más para que defina Jorge Bouzas desde el extremo. Moncho lo tiene muy claro después de haber revisado el vídeo. “Están en pasivo. Dan un pase más de los permitidos por el reglamento”, subraya.

El Bueu Atlético lamenta el último gol recibido ante el Xiria, en una acción de pasivo

decoration

La desafortunada jugada impide a los buenenses haber sumado un punto en una de las canchas más complicadas de la categoría ante un histórico de las fases de ascenso a División de Honor Plata. Y todo ello a pesar de haber viajado en cuadro, con solo 12 jugadores (tres de ellos porteros) debido a las ausencias de Couso, Gonzalo García, Garrido y David Iglesias. “Dentro de lo malo estoy contento por cómo se desenvolvió el equipo a pesar de haber ido muy limitados”, afirma el técnico. Mauro, Brais y Roque eran los únicos primeras líneas disponibles, por lo que tuvieron que disputar todo el partido en ataque. “Aproveché la defensa para ir rotándolos y darles descanso”, dice Moncho.

A pesar de ello, el preparador buenense manifiesta que “fue un encuentro bastante rápido y aguantamos bastante bien el ritmo”, si bien reconoce que “haber sumado un punto hubiese sido una motivación extra para la plantilla, pero me quedo con el nivel de juego y la intensidad mostradas tanto en defensa como en ataque. Es más, compara la actitud del equipo en Carballo con la mostrada una semana antes frente al Reconquista. “Esto es lo que quería, no lo del sábado anterior”, recalca.

"Haber sumado un punto hubiese supuesto una motivación extra", señala Moncho

decoration

No quiere volver sobre la jugada polémica que decidió el choque, sino que centra su mirada en lo que puede mejorar dentro de su equipo. “Si hubiésemos resuelto el partido cuando íbamos dos arriba esto no habría tenido importancia”, señala, en referencia al 22-24 con el que el Bueu Atlético dominaba en el minuto 51. Su balance sobre este arranque de Liga es irregular. “Estoy contento con los dos primeros partidos [Ingenio y Lanzarote], del tercero no demasiado a pesar de haber ganado [Chapela], el cuarto fue penoso [Reconquista] y este último ha estado bastante bien. Hay que mantener el nivel”, resume el preparador del Bueu Atlético.

Garrido será baja al menos dos semanas

Aparte de la derrota, la peor de las noticias para el Bueu Atlético ha sido la lesión de Alberto Garrido en un entrenamiento previo al partido ante el Xiria. El extremo sintió cómo se le iba la rodilla en una acción, produciéndole un esguince. El tiempo estimado de recuperación es entre dos y tres semanas. El zurdo estaba siendo uno de los jugadores más importantes en el plano ofensivo para los buenenses.

Por contra, Moncho Curra confía en poder contar con los otros tres jugadores que no estuvieron en Carballo. Gonzalo García podría regresar el próximo fin de semana al entrar en otro turno de trabajo que le permite tener disponibilidad para jugar el sábado. También se podría contar con Couso una vez superado un pequeño problema médico y con David Iglesias, que se ausentó la semana pasada por cuestiones personales.

Compartir el artículo

stats