Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Remo

Dani Pérez cumplirá una década al frente de la SD Samertolaméu

Dani Pérez cumplirá una década al frente de la SD Samertolaméu. | // GONZALO NÚÑEZ

Dani Pérez cumplirá su décima temporada (en dos etapas distintas) al frente de la Sociedad Deportiva Samertolaméu. El técnico moañés ha renovado su compromiso con el club de Meira y dará continuidad de este modo a un proyecto que ha rozado en las últimas campañas el ascenso a la Liga Eusko Label. Volver a intentarlo es, más que un objetivo, un reto, tal y como lo define un preparador que ya dirigió en la élite a la Sociedad Deportiva Tirán y a Astillero.

La de Samertolaméu no era la única propuesta que Dani Pérez tenía encima de la mesa, ya que fue tentado por un club vizcaíno. Finalmente se inclinó por la oferta de Meira “porque pesa mucho el estar a gusto y el sentirme valorado por el equipo y la directiva”. Quizás también el tener la espina clavada de quedarse a las puertas de la ACT en más de una ocasión, aunque él lo matiza. “Te das cuenta de que competir allí es muy difícil. Solo viajamos nosotros, tenemos que remar fuera de nuestro ámbito y pelear contra equipos económicamente mucho más fuertes”, señala, antes de añadir que “aquí destaca un remero y te lo llevan, ellos disponen de mucho mejor material, de un seguimiento médico más exhaustivo... Y todo eso son segundos”. Con todo, hace hincapié en que “lo que me parece más injusto es que se haga un playoff con equipos de la Liga Gallega pero nunca se reme en aguas de Galicia”.

El preparador moañés valora muy positivamente la temporada pasada. “Rozamos la final en el Campeonato de España de Trainerillas, logramos el bronce en bateles y traineras, ganamos el Teresa Herrera en un regatón...”, dice, aunque también es consciente de que “la gran temporada que hicimos se relativiza porque no conseguimos el ascenso”. Y ese ascenso, apunta, supone subir un año para intentar no baja el siguiente”. La otra lectura de la campaña es la labor con la cantera. “Estamos haciendo un buen trabajo, con chicos que en dos años de sénior ya estaban compitiendo contra Kaiku por estar en la ACT. Esto lo valoro mucho y cualquier oferta de fuera tiene que mejorar estas circunstancias”, subraya.

El técnico moañés asegura que “pesa mucho el estar a gusto y sentirme valorado”

decoration

Asume que la competitividad de la Liga Gallega se incrementará de modo exponencial por el descenso de Tirán. “Suma un favorito más a la Liga, pero al final todo son especulaciones y lo único que importa es el trabajo de invierno. Ahí es donde se verán las opciones de cada uno”, señala. A priori, eso sí, apunta a que los clubes de la comarca sean los que puedan estar en las primeras posiciones: Meira, Tirán y un Bueu que para él no es ninguna sorpresa. “Lleva cuatro o cinco temporadas en la tanda buena. En 2019 no estaba tan arriba porque había un Mecos fuerte y estaba Ares antes de lograr el ascenso”, recuerda.

Pérez reflexiona asimismo sobre la subida del nivel de la ACT con respecto a años anteriores. “Tanto subir como mantenerse es cada día más difícil. Sí hay proyectos donde el dinero no es tan importante como Getaria, pero son los menos”, afirma. El mejor ejemplo lo obtiene repasando algunos de los equipos contra los que Meira luchó estos años en el playoff: “Kaiku, Santurtzi, Donostiarra... Al final partes con una desventaja brutal. Es como competir contra un Real Madrid o un Barcelona”, sentencia el preparador moañés.

El bloque sigue a la espera de refuerzos

Las primeras conversaciones para la renovación de la plantilla han sido bastante fructíferas y todo apunta a que Samertolaméu mantendrá el bloque de la pasada temporada. Las únicas excepciones son las de José Parada “Chiqui”, Fran Rodríguez, Alberto Gil y Manuel Caneda, que causarán baja. Un quinto remero, Pablo Miranda, estudia su continuidad por cuestiones personales. El éxito, apunta Pérez, “está en que los remeros más jóvenes sigan, porque ellos son el relevo natural”. Más aún cuando “el recorrido de un equipo no va más allá de un año porque cada remero depende de muchos factores: trabajo, estudios, vida personal. El trabajo de cantera es muy volátil”.

Para equilibrar estas bajas el técnico moañés anuncia que “vamos a tirar de cantera”. Prueba de ello es que regresarán al equipo Julio y Fran Abreu, tras no haber podido participar la campaña pasada. Y también se unirán a la pretemporada varios elementos que estuvieron en la trainera B como Diego Trigo, Carlos, Yoel, Marcos y Anxo. Todos ellos intentarán hacerse con un hueco en la trainera A. Pero además Meira bucea en el mercado para lograr algún refuerzo que sirva para incrementar el nivel de la embarcación. “Estamos en conversaciones con cuatro o cinco remeros más, aunque somos conscientes de las dificultades de sus fichajes, porque son los más solicitados y tienen ofertas de otros clubes”, explica Dani Pérez.

La búsqueda se centra en un mayor físico que suba los vatios de la trainera. “La diferencia con los equipos de ACT no está en los remeros más ligeros, sino en los puestos del centro del barco, y todos peleamos por ese tipo de deportista”, desvela. Es un perfil que “tampoco hay en cantera ahora mismo”.

“Con sacar un solo remero merece la pena el equipo B”

La apuesta de la Sociedad Deportiva Samertolaméu por contar con un equipo B compitiendo en la segunda categoría de la Liga Gallega se mantendrá en el tiempo. Dani Pérez se muestra muy satisfecho de la experiencia. “Es el primer año y todavía no le puedes sacar réditos de manera inmediata, pero sí es positivo porque chicos que no tenían opciones en el primer equipo pueden competir y hacerlo en casa, con una misma remada”, afirma. La fórmula de encajar a los jóvenes con algunos veteranos es la idónea en su opinión “para inculcarles ese carácter competitivo”. Y tiene muy claro que “con que uno solo suba a la trainera A ya merece la pena”.

Compartir el artículo

stats