Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

balonmano - Primera Nacional

El dorsal 17 hace honor a su número

Xoel Martínez en O Gatañal con 17 balones, tantos como goles marcó ante el Gáldar. | GONZALO NÚÑEZ

El partido del pasado sábado en Gran Canaria será difícil de olvidar para Xoel Martínez. El extremo del Automanía Luceros fue el más destacado en la importante victoria de los cangueses ante el Galdar. Firmó una actuación individual con 17 goles, la mitad de los que marcó su equipo, y empieza con buen pie una temporada en la que espera con ilusión la posible llamada de Nacho Moyano para poder debutar en Asobal con el Frigoríficos del Morrazo. El jugador cumple su segunda temporada en O Gatañal y es de los habituales en los entrenamientos con el primer equipo.

Xoel Martínez fue, con sus 17 goles, el gran protagonista del primer encuentro de liga del Automanía Luceros. Una tarjeta así no se firma todos los días y el extremo no para de recibir felicitaciones estos días. “Creo que nunca había anotado tantos goles en un partido. Desde que soy senior hubo algún partido con diez u once goles y son ya encuentros excepcionales, en los que todo te sale muy bien”, valora el extremo vigués, que cumple su segunda temporada en Cangas. Previamente desarrolló toda su carrera deportiva en el Lavadores. 17 goles para hacer honor a su dorsal, que es precisamente el 17 del Automanía Luceros.

La decisión de cambiar de aires de y cruzar la ría vino motivada por el proyecto deportivo que se le ofrecía desde Cangas, para jugar con el Luceros y la posibilidad de debutar con el Frigoríficos del Morrazo. “El año pasado fue un poco difícil a nivel físico. No tuve mucha suerte con las lesiones, aunque afortunadamente ninguna fue grave. Esta temporada empecé bien y ya realicé la pretemporada con el primer equipo”, manifiesta.

Los 17 goles anotados el sábado ante el Gáldar son un reflejo del juego que quiere imponer el Luceros, un conjunto plagado de juventud y al que le gusta correr. “El partido fue muy rápido desde el principio. Los dos conjuntos corrimos mucho, lo que ayudó a los contragolpes y a llegadas en primera y segunda oleada”, explica Martínez. Una de las claves para decantar el encuentro del lado del Luceros estuvo en su profundidad de banquillo. “El Galdar en la segunda parte se notaba que estaba más cansado, mientras que nosotros pudimos aguantar más y teníamos más banquillo”, cuenta.

Se dieron las circunstancias ideales para un marcador de guarismos altos (30-35) y para que los extremos pudiesen anotar con relativa frecuencia. “Se dieron varias circunstancias. Pudimos salir al contragolpe y en ese tipo de acciones lo normal es buscar a los extremos para finalizar. Luego, a medida que avanzaba el partido, supongo que los compañeros vieron que tenía el día y empezaron a llegarme más balones”, rememora el extremo izquierdo del Automanía Luceros. Su marca tiene un mérito añadido: la mayoría de sus 17 goles llegaron en jugadas y solo cuatro fueron lanzamientos de penalti desde el punto de siete metros.

“Empezar así es una inyección de ganas y moral. Después de los problemas que tuve la temporada pasada con las lesiones tengo ganas de hacer un buen año y lo del sábado es el inicio soñado”, asegura Xoel Martínez. Su ilusión, a la igual que la del resto de sus compañeros, es tener la oportunidad de disfrutar de minutos en Asobal con el Frigoríficos. “Es difícil porque tienen la plantilla cerrada y es muy amplia. Pero hay que trabajar para estar preparado por si en algún momento necesitan un refuerzo”, argumenta.

En su caso lo tiene un poco más difícil porque en su posición están Dani Fernández, que la temporada pasada fue elegido como el mejor extremo izquierdo de Asobal, y Moisés Simes, que lleva dos jornadas consecutivas en el siete ideal de la liga. “Es como tener un Ferrari y un Porsche en el garaje”, decía Moyano sobre sus dos extremos. “Lo bueno es que tengo la posibilidad de entrenar con ellos durante la semana y me sirve para hablar, aprender y que me den consejos. Hay muy buen ambiente”, destaca Xoel.

Hasta que llegue esa oportunidad la prioridad es el Luceros y trabajar para estar listo si llega la llamada de Moyano. “Con el equipo de Primera Nacional aún es pronto para marcar objetivos. Somos un grupo joven, con mucho margen de mejora. Lo primero debería ser completar esa mejoría y luego será la competición la que nos diga a donde podemos llegar”, sentencia.

Compartir el artículo

stats