El Frigoríficos del Morrazo sumó su primera victoria del curso ante el Incarlopsa Cuenca por un contundente 26-34 en un encuentro que fue dominado de principio a fin por las huestes de Nacho Moyano. Amparado en una nueva exhibición bajo palos de Javi Díaz, el inicio del conjunto cangués fue fulgurante, con un parcial de 0-4 que se confirmó posteriormente con el 2-7 (minuto 11), que obligó a solicitar tiempo muerto al entrenador local, Lidio Jiménez.

Sin embargo el panorama no cambió y los conquenses únicamente pudieron recortar hasta los tres goles (6-9, minuto 18) antes de que el Cangas diese un nuevo estirón (6-11) y que poco después alcanzase su máxima ventaja en una exhibición ofensiva comandada por Dani Fernández y Martín Gayo (9-15, minuto 27). Un pequeño arreón local permitió el 12-16 al descanso.

En la reanudación el Cangas, lejos de descomponerse, siguió dominando a su antojo el ritmo de partido y castigando a su rival ofensivamente. El Cuenca nunca fue capaz de entrar en partido y los de Moyano ampliaron su renta hasta los nueve goles (21-30, minuto 54) para acabar certificando un espectacular triunfo ante uno de los equipos que contaba sus encuentros por victorias.