Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Cangas deja escapar vivo al subcampeón

David Iglesias, en una acción de lanzamiento, ayer durante el encuentro ante el Bidasoa Irún en O Gatañal. | // GONZALO NÚÑEZ

El Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro dejó escapar vivo de O Gatañal al actual subcampeón de liga, el Bidasoa Irún. En otras circunstancias el empate (24-24) tendría un sabor dulce, pero ayer la única lectura posible es que el Cangas perdió un punto. Los cangueses fueron superiores desde el inicio, con ventajas que llegaron a los cinco goles, con un Javi Díaz colosal (rozó el 50% de efectividad) y con una aportación ofensiva espectacular por parte de David Iglesias, Lucas Aizen y Moisés Simes. Pero en la última acción del encuentro, en la que Alberto Martín se quedó solo delante de Sierra, falló y se le escapó una victoria que era suya por merecimiento.

Las tres premisas que planteaba en la previa el entrenador de los cangueses, Nacho Moyano, se cumplieron: crecer desde la defensa, plantear un partido incómodo al Bidasoa y una mayor aportación desde la portería. El plan funcionó a la perfección. En el arranque del choque el Frigoríficos dejó casi grogui a su rival (6-1, min.12). En ese tiempo Javi Díaz detuvo tres lanzamientos de siete metros y David Iglesias y Alberto Martín anotaron cada uno tres goles. Una ventaja que pudo llegar a los seis tanto si no fuese por una parada de Sierra en un contragolpe de Dani Fernández. El técnico de Bidasoa, Jacobo Cuétara, que en la previa reconocía que el Cangas se había convertido en una especie de “bestia negra” para los suyos, tuvo que solicitar un tiempo muerto y cambió su defensa de un 6.0 a un 5.1.

Esa modificación defensiva se le atragantó inicialmente al Cangas y los irundarras anotaron con más regularidad. Moyano solicitó un tiempo muerto en el minuto 17, con un 8-5 en el electrónico para reordenar a los suyos. El Cangas siguió mandando, esta vez también apoyado por la gran puesta en escena del primera línea argentino Lucas Aizen, que en su presentación ante O Gatañal anotó cinco tantos.

Los irundarras consiguieron apretar el electrónico en el tramo final del primer periodo (12-11, min. 26), pero dos goles seguidos de Moisés Simés permitieron al Cangas llegar al descanso con un esperanzador 14-11.

Las paradas de Javi Díaz fueron cruciales para mantener a su equipo en el partido. Gonzalo Núñez

El arranque del segundo periodo no pintaba bien para el Frigoríficos. Nada más comenzar una exclusión de Alberto Martín le dejaba en inferioridad numérica y luego dos tantos de Bidasoa volvían a estrechar las diferencias (14-13, min.31). Ambos conjuntos entraron en una fase de imprecisiones, con varias oportunidades para los visitantes de empatar.

El primero en volver a encontrar el camino fue el Cangas, apoyado en su defensa, en la anticipación y en las paradas de Javi Díaz. Un parcial de 5-1 con goles de David, Moisés, Asensio, Aizen y Santi le permitió recuperar los cinco goles de renta (20-15, min.40). Los cangueses estaban dando una auténtica exhibición y se pusieron 22-17 (min.45).

Fue entonces cuando se produjo la acción que muy probablemente cambió el rumbo del partido. En una situación en defensa los arbitros excluyen a Aizen y pitan siete metros. Sale Gerard Forns y el portero catalán, de manera sobresaliente, detiene el lanzamiento de Salinas y su posterior rechace.

El problema llegó al hacer de nuevo el cambio con Javi Díaz, que se realizó antes de tiempo y los colegiados lo sancionaron con una exclusión que dejó al Cangas con dos hombres menos. No fue casualidad que en ese tramo del partido se pasase del 22-17 a un 22-21 en cuatro minutos.

Dani Fernández recibió al inicio del partido el premio como mejor extremo izquierdo de Asobal en la temporada pasada. Cortesía Raúl Fonseca

Quedaban diez minutos de encuentro por delante y el duelo comenzaba de nuevo, casi de cero. El Frigoríficos seguía defendiendo bien, pero no encontraba el camino para anotar. El encargado de romper esa sequía fue el extremo portugués Monteiro, que tras casi ocho minutos volvía a marcar para el Cangas (23-21). Javi Díaz aún volvería a parar otro lanzamiento de siete metros que mantenía la renta local. Una nueva exclusión de Aizén, varios fallos en ataque y una parada de Sierra a Moi desde los siete metros le permitieron al Bidasoa nivelar de nuevo el encuentro (23-23, min.58). Era el primer empate desde el 0-0 inicial y el posterior 1-1.

En la siguiente acción los colegiados señalaron un siete metros a favor del Cangas y el encargado de lanzarlo fue Dani Fernández. El joven extremo pasó casi inédito el partido, pero a la hora de la verdad no falló. Con una sangre fría increíble para su edad ejecutó el penalti sin amagar siquiera para anotar el 24-23. Quedaba menos de un minuto por delante y el Frigoríficos se conjuró para defender a muerte esa ventaja. Al final el Bidasoa encontró un resquicio por el extremo y Zabala batió a Javi Díaz.

El Cangas aún tuvo tiempo de lanzarse al ataque y el balón le llegó en posición franca a Alberto Martín, pero el pivote no acertó a batir a Sierra y se esfumó la posibilidad de victoria.

Con este empate el Frigoríficos estrena su casillero de puntos esta temporada y la próxima fin de semana visitará El Sargal para medirse al Incarlopsa Cuenca.

Nacho Moyano: “No podemos tener errores como el del cambio”

Nacho Moyano reconocía al finalizar que en otras circunstancias “habría firmado” el empate contra el Bidasoa, aunque ayer “merecimos más”. El técnico admite que la exclusión que dejó a los suyos en doble inferioridad numérica tras la falta en el cambio entre Javi Díaz y Gerard Forns fue decisiva. “Este tipo de errores nos penalizan por diez. Hemos fallado todos: jugadores y banquillo. No podemos permitirnos más fallos así”, afirmaba. En el lado positivo destacaba la actuación del bloque, con menciones para Javi Díaz, Lucas Aizén y Moi Simés, y alabó la reacción de su equipo tras recibir el último gol. “En lugar de bajar los brazos y dar por bueno el empate seguimos luchando, peleando y apretando hasta el último segundo”, destacó.

La medallista Teresa Portela junto al presidente del Balonmán Cangas, Alberto González Cortesía Raúl Fonseca

Homenaje a Teresa Portela

Antes de iniciarse el partido el Cangas rindió un homenaje especial a la palista Teresa Portela, que consiguió la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio en el K1-200. El club le entregó un carné de socia y una camiseta especial, con el dorsal 7 y su nombre a la espalda.

Ficha Técnica

Frigoríficos del Morrazo (24): Javi Díaz, Dani Fernández (1p), David Iglesias (5), Rubén Soliño, Alberto Martín (3), Gayo y Monteiro (1)–siete inicial– Forns (ps), Salgado, Santi López (1), Quintas (1), Aizen (5), Brais González, Asensio (2), Simes (5,2p).

Bidasoa Irún (24): Sierra, Cavero, Salinas (4), Tesoriere, Silva, Dariel (1) y Adrián Fernández (3) –siete inicial– Ledo (ps), Ugarte (1), Víctor Rodríguez (3), Furundarena (4), Kauldi (4) y Zabala (4).

Marcador cada 5 min.: 3-1, 4-1, 8-4, 10-6, 12-11, 14-11 (descanso); 15-14, 18-15, 22-17, 22-21, 23-21 y 24-24.

Árbitros: Excluyeron a Alberto Martín (2), Aizen (2) y Javi Díaz por parte del Frigoríficos, y a Furundarena, Tesoriere y Zabala por parte del Bidasoa). 

Incidencias: Partido de la segunda jornada de Asobal disputado en O Gatañal ante unos 700 espectadores.

Compartir el artículo

stats