Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Frigoríficos, en la rampa de salida

Adrián Menduiña lanza a puerta durante la final de la Supercopa Galicia. Gonzalo Núñez

Con las pilas cargadas y tras haber encadenado cinco triunfos de forma consecutiva, incluyendo el título de la Supercopa de Galicia. Así afrontará el Frigoríficos del Morrazo el arranque de la Liga Sacyr Asobal, fijado para los cangueses este fin de semana a domicilio ante el Viveros Herol Nava. El técnico del cuadro gallego se muestra satisfecho con el punto de forma en el que llegan los suyos para la competición, pero con el matiz de que “hasta que esto empieza no se sabe nada. El año pasado estábamos de dulce en pretemporada y luego fue un desastre. También hay mucho que mejorar, pero si no ocurre eso en septiembre sería muy raro”.

Lo cierto es que la dinámica positiva de resultados, aún sin tener la relevancia en esta fase de preparación, también contribuye a elevar los ánimos. “Yo tengo la idea de que ganar lleva a ganar. La gente está metida y está claro que influye anímicamente, aunque tampoco tienen tanta importancia ahora los marcadores”. Moyano focaliza su preocupación en ajustar tácticamente a los suyos y en integrar a los nuevos. “El equipo aún se está adaptando. Lo que mejor funciona es lo que ya se conoce y a los nuevos hay que darles un cierto margen”, razona, antes de añadir que “estamos contentos con su progresión, pero la relación entre los jugadores requiere tiempo”.

De entre los nuevos Jenilson Monteiro es el que mejor parece haberse adaptado a la perfección a su rol, tanto en juego posicional como en el contragolpe. Carles Asensio ha dejado buenos detalles de lo que puede ser su aportación en la faceta ofensiva aunque aún debe mejorar sus prestaciones defensivas y Aizen debe ir ganando mayor confianza en sus acciones para poder ser un jugador importante en los esquemas de Moyano. Por su parte Salgado necesita tiempo de adaptación al haber llegado hace apenas diez días y su juventud hace que precise también de un periodo para poder competir al nivel de exigencia de la Liga Asobal tras apenas unos meses de experiencia en la División de Honor Plata.

Nacho Moyano asegura que el equipo llega en un momento óptimo al inicio de la Liga

decoration

Dentro de las variaciones que han podido verse en la recta final de la pretemporada está la apuesta por el contragolpe en todas sus vías. El preparador del Cangas apunta, no obstante, que no deja de ser un arma más a utilizar. “Cada partido es un mundo. El equipo está cómodo con las transiciones y de hecho ante el Cisne los dejamos meterse en partido cuando renunciamos a correr”, afirma. Además, señala que “hay que saber cuándo nos conviene correr y cuándo no, y estar cómodos también en esas otras situaciones”.

El renovado Nava pondrá a prueba la evolución de los cangueses en un choque que reeditará una de las últimas finales que jugó el Frigoríficos la pasada campaña. “No sabemos de la relevancia de este partido porque en principio el Nava no ha sido hecho para estar en la zona baja”, reflexiona Moyano. Eso sí, se muestra muy prudente en sus predicciones, ya que “ha sido un año en el que muchos equipos han cambiado bastante, y todo será una incógnita. Más que nunca habrá que afrontar cada partido de forma individual”. Respecto al choque de hace apenas unos meses Moyano señala que “hicimos un muy buen partido allí y se nos escapó por detalles, pero en principio el objetivo debería ser el mismo, competir bien y tratar de llevar bien el partido”.

Los de Zupo refuerzan el pivote y el lateral izquierdo

Tras haber salvado al equipo la pasada temporada, Zupo Equisoáin ha podido perfilar este año al Viveros Herol Nava a su imagen y semejanza. Y su deseo se ha focalizado principalmente en dos posiciones, las de pivote y lateral izquierdo, donde ha apostado por kilos y centímetros, pensando tanto en funciones ofensivas como defensivas. Así, para el lateral izquierdo ha fichado al eslovaco Jakub Prokop, que procede del Sudekalasz de la Liga Húngara, y al serbio Djukic, que llega desde la Metaloplastika. Para los seis metros llega Gonzalo Carró desde el Cisne y el griego Tsanaxidis desde el Paok, que conformarán asimismo el bloque central defensivo. La quinta incorporación es la del bosnio Haris Pleh, que procede del Sporting Horta luso y que toma el relevo de Lamariano, ahora en el Atlético Valladolid.

Compartir el artículo

stats