Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Supercopa Galicia

El Frigoríficos cumple el trámite y jugará la final ante el Cisne

Asensio lanza a puerta ante la mirada de los lalinenses Losón y Lago. | // GONZALO NÚÑEZ

El Frigoríficos del Morrazo disputará hoy la final de la Supercopa de Galicia (19 horas, pabellón de O Gatañal) después de haberse impuesto por 38-19 al Disiclín Lalín en un encuentro que no tuvo historia y que quedó sentenciado en la primera parte. El cuadro dezano aguantó diez minutos, el mismo tiempo en el que Villarroel tenía una actuación estelar y el que el resto de sus compañeros pudieron aguantar el alto ritmo de los de Nacho Moyano. A partir de ahí el Cangas aplicó el rodillo y a base de defensa y contragolpe desarboló a las huestes de Pablo Cacheda, que apenas habían completado un par de entrenamientos tras salir de su confinamiento por Covid. Al descanso el resultado era un más que clarificador 23-8.

La diferencia de calidad entre cangueses y lalinenses impide extraer demasiadas conclusiones más allá de lo puramente intencional. En ese ámbito de las hipótesis se vio un Frigoríficos activo en defensa y con una clara vocación de contragolpe en todas sus facetas: directo, segunda oleada o incluso con el saque rápido de centro. Parece más una filosofía de juego que un trabajo aeróbico propio de pretemporada. Más allá de ello hubo detalles prometedores, como la buena conexión con Asensio en el pivote o la capacidad para generar juego de Brais y Gayo, amén de la efectividad desde el extremo izquierdo.

El Lalín, por su parte, ponía algo más de juego posicional, tratando de buscar las costuras a la defensa de los de Moyano. La veteranía de Pachi y Bruno le daba réditos, aunque, con todo, fue el argentino Villarroel el protagonista del arranque, con cuatro intervenciones de mérito que permitían el equilibrio en el marcador (4-4, minuto 9). A partir de ahí primero el cansancio y luego las obligadas rotaciones hicieron mella en una escuadra visitante que sufrió un parcial de 6-0. Santi López, Menduiña y sobre todo Moisés castigaban los errores dezanos. (10-4, minuto 14).

Brais en una acción del duelo de ayer ante el Disiclín Lalín. Gonzalo Núñez

El Frigoríficos ya estaba desatado y su segundo unidad continuó haciendo sangre (15-6, minuto 21, con tiempo muerto de Cacheda). Poco o nada varió el panorama hasta el paso por vestuarios, con Dani Fernández explotando su calidad desde el extremo para llevar las diferencias hasta el 23-9.

En la reanudación el Cangas se tomó un respiro y la primera unidad lalinense, con una defensa más profunda, aguantó a la perfección a los de Moyano en sus momentos más grises, obligando al técnico madrileño a solicitar tiempo muerto (28-15, minuto 40). Tras 10 minutos más de equilibrio (31-18, minuto 51) llegó el arreón final cangués, basado de nuevo en los contragolpes. Un parcial de 7-1 sentenció el 38-19 definitivo.

Porriño y Guardés juegan la final femenina a las 17 horas

decoration

El programa de hoy comienza a a las 11 horas con la final masculina de Copa entre Forbe Reconquista y Granitos Ibéricos (tras eliminar por 31-27 a Seis do Nadal y por 27-26 a Automanía Luceros, respectivamente). A las 13 se juega la final femenina entre Rubensa Porriño y SAR Rodavigo (verdugos de Lavadores y Samertolaméu). La final de Supercopa femenina será a las 17 entre Porriño y Guardés y a las 19 la masculina entre Frigoríficos y Cisne Los Sauces, que derrotó en la otra semifinal por 32-30 al Acanor Atlético Novás.

Frigoríficos del Morrazo 38

Forns; Moisés (6), Rubén, Gayo (3), David Iglesias (1), Menduiña (6) y Martín (1) –siete inicial– Brais (3), Dani Fernández (7,3p), Quintas, Salgado (2), Asensio (3), Santi López (2), Jenilson (3) y Aizen (1).

Disiclín Lalín 19

Villarroel; Lago (2), Adrián Crespo (1), Bruno (3), Jorge López (3), Rubén Fernández (1) y Pachi (3) –siete inicial– Xavi Crespo (ps), Ramón (2), Losón, Pedreira (2), Javier Iglesias (2), Toimil, Batán y Miguel.

Marcador cada cinco minutos: 2-2; 5-4; 10-4; 14-7; 17-8; 23-9 (descanso); 26-11; 28-15; 29-15; 35-18; y 38-19 (final).

Árbitros: Pablo Barreiro y Christian García (Galicia). Excluyeron por el Cangas a Moisés y Martín y por el Lalín a Toimil, Javier Iglesias, Rubén y Miguel. 

Incidencias: Unos 200 espectadores en el pabellón de O Gatañal para presenciar las semifinales de la Supercopa. en el descanso del partido el presidente de la Federación Gallega, Bruno López, entregó al exedil de Deportes de Cangas, Eugenio González, una placa en reconocimiento a su trabajo por el balonmano.

Compartir el artículo

stats