El Balonmán Cangas celebra este sábado su asamblea general de socios en el Salón de Actos del Concello de Cangas, en primera convocatoria a las 11.45 horas. Esta será la segunda asamblea de este año, tras la celebrada el pasado mes de enero cuando se eligió a Alberto González como nuevo presidente del club. En esta ocasión, la reunión recuperará su carácter habitual con un orden del día similar a años anteriores, pero con la mirada puesta en el estado de cuentas, ya que el club acumuló esta temporada un déficit de aproximadamente 55.000 euros derivado de la pandemia.

La convocatoria comenzará con una memoria deportiva que repasará la temporada de los diferentes equipos del club, desde las categorías inferiores hasta las más altas. Tras esta cuestión, se dará paso al estado de cuentas, donde se tratará el déficit acumulado. Las causas de esta situación provienen de la pérdida de ingresos de taquilla y publicidad así como la bajada de carnés de socios. “Hubo partidos en los que el pabellón solo tenía capacidad para 60 personas, lo máximo que tuvimos fueron 300 asistentes e incluso hubo encuentros en los que no se permitió acudir al público”, recuerda el presidente del club de balonmano, Alberto González. Sin embargo, para solventar esta situación económica, el club contará con una subvención del CSD (Consejo Superior de Deportes), que tiene previsto repartir un total de trece millones de euros entre todos los clubs que forman parte de la liga ACB y Asobal, así como a otros deportes.

Tras este aspecto, la asamblea del Balonmán Cangas acordará también el presupuesto para la nueva temporada y la autorización de los avales. “Estos últimos deben ser entregados a la Federación Española para garantizar las cantidades que hay que pagar en concepto de arbitrajes así como a la propia Asobal, que también exige un aval”, explica el presidente del Friogríficos. En último lugar, habrá un turno de ruegos y preguntas, donde normalmente se atiende a la planificación del primer equipo.