Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Tercera División

El Alondras viste de largo su banquillo

Iván Pérez y José Tizón al frente, con Pablo Badía, Pablo Redondo y Xoel Souto a su espalda.  | // G. NÚÑEZ

Iván Pérez y José Tizón al frente, con Pablo Badía, Pablo Redondo y Xoel Souto a su espalda. | // G. NÚÑEZ

Reinventarse ante el elevado número de bajas pero sin perder la ambición de mirar hacia la parte noble de la tabla clasificatoria. Ese es el mensaje que deja José Tizón en su presentación como entrenador del Alondras en un acto en el que estuvo acompañado por todo su equipo técnico, integrado por Iván Pérez como segundo entrenador; Xoel Souto como preparador físico; Pablo Badía como entrenador de porteros; y Pablo Redondo como ATS y fisioterapeuta.

Tizón asume que la decena de bajas se harán notar, en especial la de dos futbolistas que fueron determinantes la pasada temporada, Brais y Luismi. “Son dos hombres muy difíciles de sustituir y el mercado está muy parado porque con la llegada de la Segunda RFEF hay muchos futbolistas que buscan su hueco en ella y deciden esperar”, afirma el técnico. Con todo, señala que “habrá que hacer una reconstrucción importante. Deberemos reinventarnos y traer refuerzos”. Dentro de este capítulo hasta el momento han llegado tres jugadores de un perfil muy joven. “Es gente a la que ya he entrenado y que son más fáciles de convencer porque ya me conocen y quieren venir conmigo, pero también habrá fichajes de otro perfil”, señala.

José Tizón asegura que habrá que “reinventarse” y no rehúye “mirar hacia arriba en la tabla”

decoration

El técnico se muestra ambicioso y asume que después de tres fases de ascenso en los últimos cuatro años la exigencia será máxima. “También es cierto que cuando las cosas no se hicieron bien el equipo lo pasó mal. No vamos a poner excusas e intentaremos ver siempre hacia arriba”, afirma.

El ideal para el nuevo preparador rojiblanco es hacer una plantilla larga, de 20-21 fichas. “Dejaremos libres una o dos por si aparece alguna opción de última hora, pero quiero tener una plantilla larga para que haya una mayor competencia”, razona. Y el mejor argumento lo tiene en lo sucedido el año pasado. “El problema que hubo es que cuando aparecieron lesiones y bajas el equipo se hizo muy corto por la salida anterior de hombres como Agujetas. Después se notó que faltaba algo más de profundidad de banquillo”, dice.

Luis Guimeráns, presidente del Alondras, con el técnico José Tizón. Gonzalo Núñez

Su idea de juego, asegura, “está muy clara en mi cabeza, pero luego los contextos del Atios o del Alondras son diferentes”, y añade que “aquí a la gente le gusta un fútbol más elaborado, más combinativo, pero habrá que ver el perfil de los jugadores que podamos incorporar”. En este sentido, su apuesta será la de “manejar todas las opciones posibles, pero en principio la idea es la de fichar a futbolistas con buen pie para poder realizar este juego”.

En su primera experiencia en Cangas Tizón contará con la ayuda de Iván Pérez como ayudante. “A Iván lo conozco desde hace 10-11 años por un amigo común, y cuando hablé con él le planteé la opción de que estuviese conmigo en el banquillo”, relata. La justificación es evidente. “Es un hombre que conoce el club, la plantilla y demás”, sentencia.

Un fichaje perfilado en una conversación

No tuvo dudas José Tizón en dar un paso adelante en su carrera deportiva fichando por el Alondras, en una incorporación que se gestó en una conversación y sin entrar en farragosas y largas negociaciones. “Fue muy sencillo. Me llamaron un viernes para venir a Cangas el sábado y aquí tuvimos una reunión de 2,5 horas en la que me pidieron que explicara mi metodología y demás. Al acabar me ofrecieron el puesto y solo tuve que aceptar. No hubo más”, manifiesta. Para él fichar por el Alondras “es un salto importante. Mi primera temporada en Tercera fue en el Atios, en un equipo humilde, pero el Alondras ya tiene una estructura, es un equipo mucho más estable en la categoría”. Ahora, a sus 38 años, inicia la que puede ser la temporada más ilusionante de su trayectoria como entrenador.

Compartir el artículo

stats