Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Primera Nacional

Mingos da Cunha renueva al frente del Luceros

Mingos da Cunha en el banquillo del Luceros en un partido en O Gatañal. |  // SANTOS ÁLVAREZ

Mingos da Cunha en el banquillo del Luceros en un partido en O Gatañal. | // SANTOS ÁLVAREZ

Mingos da Cunha seguirá al frente del Luceros una temporada más. El técnico, que llegó al filial del Cangas en noviembre de 2019, ya se ha comprometido con la directiva del club y el trabajo se centra ahora en la planificación deportiva de la campaña 2021/22, en la que espera contar con el bloque del último año. Un equipo joven y que logró encarar el tramo final de la temporada “con los deberes hechos”. Esto es, garantizarse la permanencia en Primera Nacional y ayudar al primer equipo de Asobal.

Esa planificación deportiva dependerá en gran medida de la confección de la plantilla del Frigoríficos del Morrazo y de sus necesidades, que al igual que en otros años podría dejar alguna ficha del primer equipo para el filial. De momento hay una baja segura, que es la del pivote Jaime Leira, que es natural de Pontedeume y regresa a su zona de origen. Así, el objetivo que se fija el técnico de los cangueses y la dirección deportiva pasa por mantener el grueso de la plantilla. Eso incluye a los porteros Javi Fernández y Yeray Simes; a los extremos Erik Dasilva, Eric Bermúdez y Xoel; al pivote Riveiro; y a los primera línea Manu Pérez, Álex, Bernárdez, Miguel Pousa y Pepe Camiña, al que una lesión le mantuvo alejado de las pistas buena parte de la última campaña.

A ellos hay que unir los juveniles que entraron el año pasado. Algunos ya pasan a la categoría senior, como Rubén Augusto Gallego, y otros afrontan su segundo año de juveniles, como el lateral izquierdo Meira, el lateral derecho Gael o el extremo derecho Barreiro. Y ello sin olvidar a otros jóvenes del club que puedan debutar a lo largo de la temporada. “Una parte importante de nuestro trabajo es promocionar a los juveniles e intentar acelerar su proceso de maduración”, apunta el entrenador del Luceros. Uno de los mejores ejemplos es el jovencísimo central Manu Pérez, que la temporada pasada ya debutó incluso con el equipo de Asobal en el partido contra el F.C.Barcelona y su primer balón fue un gol desde los siete metros a Gonzalo Pérez de Vargas.

Un balance satisfactorio en su primera temporada completa

Mingos da Cunha asumió las riendas del Luceros en noviembre de 2019, en sustitución del dimitido Miguel Santorio, que tuvo que abandonar el club por cuestiones personales. Fue una temporada atípica porque a mediados del mes de marzo la competición se suspendió y no volvió a retomarse por culpa de la pandemia del COVID-19. La campaña 2020/21 también estuvo marcada por el coronavirus y de hecho el primer brote en el seno del Frigoríficos de Morrazo afectó a su filial puesto que muchos jugadores entrenaban con la plantilla de Asobal. “El balance es satisfactorio. Está claro que cada uno siempre puede pensar que se podría hacer más. Estamos hablando de un equipo muy joven y se podía pensar que iba a estar peleando por evitar el descenso. Pero la verdad es que llegamos al tercio final de la liga con los deberes hechos”, destaca Da Cunha. Los cangueses, pese a las lesiones que lastraron su rendimiento durante varias fases de la temporada, concluyeron novenos con 28 puntos.

Compartir el artículo

stats