Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Triatlón - Júnior

Natalia Castro busca su pasaporte

Natalia Castro, en Melilla antes del campeonato. FdV

El Campeonato de Europa Júnior de Triatlón del 30 de mayo en Kitzbühel (Austria) y el Mundial de Bermudas en una fecha aún por determinar. Esos son los objetivos de la temporada para Natalia Castro, la triatleta buenense de 18 años que ya ha fijado su mirada en el Triatlón Puerta Palmas de Badajoz, que pondrá en juego el 16 de mayo las plazas para poder participar en estos campeonatos. “Esas son mis metas, y si luego puede caer alguna prueba para competir contra las mejores sería genial”, afirma la deportista del Natación Narón, aún en categoría júnior.

Castro compitió el pasado fin de semana en la Copa de Europa Absoluta de Melilla, donde también se repartían las plazas para el Europeo Júnior en la modalidad sprint (750 metros de natación, 20 kilómetros en bicicleta y 5 de carrera a pie). Para lograr el billete tenía que haber sido la mejor española de su categoría y entrar en el top 15 de la prueba. “Al final fui la segunda júnior y la 26ª de la general porque cometí un error en el segmento de ciclismo”, relata. Allí, en la tercera de las vueltas y cuando iba en el grupo perseguidor de las favoritas –”Esta prueba tenía un nivel muy alto, casi de Juegos Olímpicos”, dice– se descolgó una compañera de selección. “Me despisté, me quedé detrás de ella, nos quedamos cortadas y ya no pudimos engancharnos al grupo”, reconoce.

Con todo, Melilla ha sido “una gran experiencia, por el nivel que había y por ser la más pequeña”. Y es que Castro quiere seguir acumulando tablas a nivel internacional para seguir creciendo como deportista. “Para la próxima ya estaré más espabilada”, señala. Y esa próxima pasa por Badajoz, donde se pondrán en juego los pases para el Europeo, pero en la nueva modalidad de Supersprint (300 metros de natación, 9 kilómetros de ciclismo y 1,5 de carrera pie). Por la mañana se disputarán las semifinales y por la tarde los 30 mejores se medirán en la gran final.

Lo cierto es que no es la mejor distancia para la buenense, más adaptada al formato Sprint. “Es lo que he estado entrenando toda la temporada y mis características no son para una distancia más corta”, admite, pero también asume que hay que cambiar la mentalidad. “El primer objetivo era Melilla y ahora será Badajoz bajando la distancia”, señala. Este nuevo formato exige una mayor explosividad “y estar a tope durante toda la prueba, sin margen de error, porque si cometes uno todo se va al traste”.

Pero antes Natalia Castro todavía tendrá una cita más con el duatlón. Será este fin de semana en Alcobendas en el Campeonato de España en la modalidad de contrarreloj por equipos. Lo hará con el Náutico Narón. Castro viene de haber logrado el título júnior en el Campeonato Gallego de Duatlón Supersprint y de ser tercera en la misma categoría en el Nacional.

Estudios y deporte

Compaginar sus dos grandes pasiones, el deporte y los estudios de Enfermería, era una de las grandes obsesiones de Natalia Castro en su primer año de Universidad, y hasta el momento no puede estar más satisfecha. “El primer cuatrimestre fue excelente y aunque en el segundo bajé un poco seguía estando muy bien, pero yo me exijo muchísimo en los estudios y en el deporte”, manifiesta la triatleta de Bueu.

Y eso que los horarios no le dejan demasiado respiro. Los lunes entrena por la mañana para ir a clase por la tarde, pero de martes a jueves las cosas se complican al tener clase de 9.30 a 14 y de 16 a 20.30 horas. Esto supone que tenga que entrenar como buenamente puede. “A veces hago natación antes de ir a clase y a mediodía voy a correr o a andar en bicicleta”, señala. El viernes ya tiene el día libre para poder entrenar.

La acumulación de campeonatos estos fines de semana aprieta aún más su agenda. Eso sí, apunta que al estar compitiendo “ya no tengo que hacer tanto volumen de trabajo durante la semana”, lo que aligera su preparación.

Compartir el artículo

stats