Malas noticias para el Frigoríficos del Morrazo. En uno de los tramos más decisivos de la competición la escuadra que dirige Nacho Moyano deberá afrontar un nuevo confinamiento al tener un caso de Covid-19 entre sus jugadores. Las primeras alertas saltaron en el test de antígenos que se le realizó el martes a la plantilla, con un positivo que fue puesto en conocimiento del Servicio Galego de Saúde (Sergas). Ayer se le practicó la PCR al deportista afectado y hoy se ha conocido el resultado. El protocolo de actuación se ha activado y la totalidad de la plantilla y el cuerpo técnico del Cangas están acudiendo al hospital a hacer las pruebas PCR correspondientes, para intentar detectar si hay algún caso más.

En paralelo el club le ha comunicado también a las autoridades deportivas la situación y ha solicitado el aplazamiento de sus dos próximos partidos ante Fertiberia Puerto Sagunto (este domingo) y Anaitasuna. El Comité de Competición ya le ha confirmado la suspensión del duelo frente al cuadro levantino.