El Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro completó su Semana de Pasión con un triunfo cargado de fe, lucha y coraje. Una victoria que lo pone en el buen camino para la salvación y que es la segunda de la temporada en O Gatañal, que parece recuperar su magia. Los cangueses vencieron esta tarde al Abanca Ademar León (29-28) en un duelo intenso, con alternativas en el marcador y en el que nunca bajaron los brazos ante un rival con más plantilla.

Los locales salieron con la directa y un parcial de 4-1 en los primeros seis minutos de juego obligaba al entrenador de Ademar, Manolo Cadenas, a solicitar un tempranero tiempo muerto para evitar que los suyos se descolgasen. Pese a ello el Frigoríficos siguió mandando en el electrónico, intentando correr pero sin caer en la precipitación de otras ocasiones. La ausencia de Alberto Martín obligó a jugar prácticamente todo el partido a Dani Cerqueira y Juan Quintas en defensa y a darse relevos en ataque. Ademar consiguió empatar antes de llegar al minuto 20 del primer tiempo, obligando a Nacho Moyano a solicitar un tiempo muerto, y en la siguiente jugada los visitantes completaron un parcial de 0-3 para volver a ponerse por delante (10-11) tras transformar Feuchtmann un siete metros.

Ese tramo final del primer tiempo fue quizás el más delicado para el Cangas. Ademar logró una ventaja de hasta tres goles (11-14, min.55) con tantos Lucin a puerta vacía, Kisselev y Carrillo. En esos últimos cinco minutos el Frigoríficos volvió a apretar en defensa para cerrar su portería y dos goles de Rubén Soliño y Cerqueira dejaron el marcador en un 13-14 al descanso. El Frigoríficos dispuso incluso de un balón para empatar y luego fue Gerard Forns el que detuvo un lanzamiento a los leoneses desde el extremo. El portero catalán jugó los últimos minutos de la primera mitad después de que Javi Díaz recibiese un golpe en el rostro.

Superada esa primera crisis y tras el paso por los vestuarios el Cangas salió como un auténtico vendaval. Un parcial de 6-2, con Dani Fernández, David Iglesias y Rubén Soliño en plan estelar y las providenciales paradas de Javi Díaz, permitieron al Frigoríficos retomar el mando el electrónico. Con un marcador de 19-16 en el minuto 37 Manolo Cadenas tenía que volver a pedir un tiempo muerto. La ventaja de los cangueses aún alcanzaría su máxima justo después gracias a un gol de Menduíña (20-16, min.38).

La tensión era patente por los dos lados. Ademar no quería dar su brazo a torcer tras su eliminación europea y el Frigoríficos era consciente de que la victoria era una opción real. Desde las gradas no cesaba el grito de “sí se puede” para animar a los de Nacho Moyano. Los de Manolo Cadenas consiguieron igualar al filo del minuto 45 (21-21), un envite al que respondió el Cangas con un parcial de 4-0 con paradas de Javi Díaz, robos de balón y goles de David Iglesias, Menduíña, Dani Fernández y Baptista, que hoy completó uno de sus encuentros más completos desde que llegó a O Morrazo.

El Cangas enfiló los últimos minutos de partido de nuevo cuatro arriba (25-21, min.49). Ademar arriesgó con una defensa 4-2 y por momentos con presión a toda pista y logró apretar de nuevo el electrónico, incluso hasta el empate (27-27, min.54). En ese instante en el que los de Cadenas tuvieron la opción de ponerse por delante, tras fintar Natan y quedarse solo en seis metros, emergió de nuevo Javi Díaz con una parada antológica. En la siguiente jugada Dani Cerqueira puso el 28-27 y el último minuto y medio de partido fue pura agonía. Primero un tiempo muerto de Manolo Cadenas y luego otro de Nacho Moyano. Javi Díaz volvió a parar un balón a Lucin y luego Santi López puso el 29-27 con menos de un minuto por jugar. Otra vez Feuchtmann volvió a apretar el marcador (29-28). Slavic estuvo a punto de frustrar de nuevo al Cangas al pararle un balón claro a David Iglesias, pero Ademar no tuvo ocasión de lanzar a portería porque un rapidísimo Dani Fernández culminó otra gran actuación con un oportuno robo de balón en los segundos finales.

Los de O Morrazo, con 16 puntos, y tras sumar dos victorias esta semana se mantienen fuera de los puestos de descenso. El siguiente compromiso será con un rival directo, el próximo sábado ante el Liberbank Cantabria Sinfín.

Ficha técnica:

Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro (29): Javi Díaz, Dani Fernández (5, 2p), Quintas, David Iglesias (7), Cerqueira (3), Menduíña (3), Santi López (4) -siete inicial- Simes, Brais, Baptista (4), Rubén Soliño (3), Gayo, Ribeiro, Muratovic y Forns (ps).

Abanca Ademar León (28): Slavic, Marchán (2), Feuchtmann (6, 1p), Natan (1), Pedro Martínez, Antonio Martínez, Casqueiro (1) -siete inicial- Gonzalo Pérez (7), Jaime Fernández (4), Lucin (2), Donlin, Gostovic (2), Carrillo (1), Kisselev (1) y Honrado (ps).

Marcador cada 5 min: 3-1, 5-3, 8-6, 10-10, 11-13, 13-14 (descanso), 17-15, 20-17, 22-21, 25-23, 27-27 y 29-28.

Árbitros: Jesús y Jorge Escudero Santiuste. Excluyeron por el Cangas a Baptista y David Iglesias. Por León a Lucin (2), Donlin, Gonzalo Pérez y a Manolo Cadenas.

Incidencias: Partido de la jornada 26 de Asobal, disputado en el pabellón de O Gatañal.