El Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro consiguió una importante victoria esta tarde en Pontevedra en el derbi ante el Dicsa Modular Cisne (20-24). Los cangueses, que empezaron atascados en ataque, crecieron con el paso de los minutos gracias a una brillante defensa, a la aportación de Javi Díaz y a su efectividad al contragolpe. La ventaja llegó a los diez goles y en el tramo final los locales consiguieron maquillar el resultado e incluso conservar el golaverage favorable ante un hipotético empate a final de temporada.

Los pontevedreses arrancaron mejor, sobre todo impulsados por la espectacular puesta en escena de su portero, Jorge Villamarín. El meta se convirtió en una especie de muro, pero los locales tampoco aprovechaban sus paradas para abrir hueco porque delante se encontraban una defensa sobresaliente y a un Javi Díaz que también hacía sus paradas. En esos primeros minutos hacer un gol costaba sangre, sudor y lágrimas. La primera ventaja para el Frigoríficos llegó en el minuto 9, cuando Dani Fernández anotó un siete metros que ponía el 2-3 en electrónico. La velocidad y la electricidad del joven extremo catalán fueron claves en los siguientes minutos. La defensa del Cangas provocó numerosas pérdidas de balón en el bando del Cisne, pérdidas que se convirtieron en tres goles de Dani Fernández y una asistencia suya a Santi López. Así, en el minuto 18 el marcador reflejaba un 4-8 después de que el técnico local, Jabato, pidiese un tiempo muerto. Pero el Cangas estaba imparable y llegó al descanso con un 6-11 y frustrando al Cisne, que hasta fallaba desde los siete metros.

La puesta en escena tras el descanso siguió el mismo guion, con detalles espectaculares, como el “fly” que le sirvió Baptista a Dani Fernández y que puso el 9-18 en el marcador. La ventaja canguesa llegaría a los diez tantos en tres ocasiones [9-19, 10-20 y 12-22] y antes del minuto 40 Jabato agotó sus dos tiempos muertos. El técnico local acabaría expulsado por protestas las decisiones arbitrales. En el tramo final del encuentro el Cisne arriesgó con una defensa muy abierta y una presión a toda cancha con la que consiguió recortar diferencias y maquillar el resultado.

Dicsa Modular Cisne: Villamarín, Chan (1), Preciado (4), Simón, Vázquez (1p), Carró (1), Álvarez (3, 1p) -siete inicial-Picallo (2, 1p), Pombo, Ramos (3,1p), Ángel Iglesias (2), Nekrushets, Gayoso (3), Calvo, Conde y Pablo González (ps).

Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro: Javi Díaz, Baptista (1), Dani Fernández (9, 4p), Soliño (5), David Iglesias (3), Menduíña (2), Alberto Martín-siete inicial- Simes (1), Brais, Quintas, Cerqueira (2), Gayo, Ribeiro, Santi López (1), Muratovic y Forns (ps).

Marcador cada 5 min.:1-0, 2-3, 4-6, 5-8, 5-10, 6-11 (descanso), 8-14, 9-17, 10-19, 13-22, 16-23 y 20-24.

Árbitros: Rafael A.García y Alberto Rodríguez. Por el Cisne excluyeron a Preciado, Simón, Pombo, Carró, Iglesias y Nekrushets. Por el Cangas a Baptista, Quintas (2), Cerqeira y Brais. Descalificaron al técnico local, Javier Fernández “Jabato”.

Incidencias: Partido aplazado correspondiente a la jornada 21, disputado en el Municipal de Pontevedra ante 300 espectadores.