La Sociedad Deportiva Tirán contará con un presupuesto de unos 185.000 euros en la temporada de su regreso a la Liga Euskolabel ACT de Traineras. La cifra supone un incremento de entre 15.000 y 20.000 euros con respecto a la campaña anterior, fundamentado principalmente en el incremento de ingresos en tres partidas. Una de ellas es la de las ayudas institucionales, al entra dentro del patrocinio de la Fundación Abanca con la Xunta de Galicia; otra es la subida en la aportación de patrocinadores; y la tercera pata del banco es la de la subvención de la ACT para los desplazamientos de los equipos gallegos, con una cuantía aún por determinar.

Otra de las novedades de este año será que Tirán colocará publicidad en su palamenta gracias a la aportación de bateeiros de Moaña. En total han sido 13 los profesionales que se han implicado en un proyecto que desde el club ven con muy buenos ojos, toda vez que “se trata de un sector afín, con el que compartimos espacio en el muelle, y que ahora navegará con nosotros por aguas del Cantábrico”.

Paradójicamente el cierre de la pasada temporada no fue malo en el apartado económico, ya que la suspensión de la actividad pemitió ahorrar un dinero que se reinvirtió en amortizar parte de la deuda que el club arrastraba de años anteriores. Así, los cálculos que se hacen es que esta cantidad se ha reducido casi a la mitad para situarse en torno a los 65.000 euros.