Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

Nacho Moyano pide evitar el exceso de confianza

El técnico del Frigoríficos del Morrazo destaca el bloque defensivo y la evolución en el juego de ataque del Villa de Aranda

Alberto Martín lanza a puerta ante la mirada de los saguntinos Corzo y Pozzer. |  // GONZALO NÚÑEZ

Alberto Martín lanza a puerta ante la mirada de los saguntinos Corzo y Pozzer. | // GONZALO NÚÑEZ

“El primer error que podríamos cometer sería el de menospreciar al Villa de Aranda por su situación clasificatoria”. Esta es la advertencia que ha lanzado el técnico del Frigoríficos del Morrazo, Nacho Moyano, de cara al partido que su equipo afronta mañana ante el cuadro castellano, último clasificado de la Liga Sacyr Asobal, en el que será el retorno al pabellón de O Gatañal. “Son un equipo que ha competido a todo el mundo, como demostró en Irún o ante el Cisne, que ha llegado con opciones al minuto 50 pero al que luego le ha salido cruz en los instantes finales”, señala el preparador madrileño, que no quiere un exceso de confianza en los suyos en un choque que podría marcar para bien el futuro de los cangueses.

“Yo no hablaría de una final por las connotaciones que tiene la palabra. Está claro que para ellos sí lo puede ser, pero para nosotros es un partido importante por tratarse de un rival directo y por poder cerrar el mes de febrero con un buen colchón de puntos”, afirma Moyano. Y es que un triunfo situaría al Cangas en el horizonte de los 14 puntos, lo que sería prácticamente dos tercios de la permanencia. A corto plazo supondría poder alejar a un rival directo a ocho puntos y ganarle el golaverage. “Es un partido señalado y marcado en nuestro calendario, pero nos hemos ganado el derecho a que pierda esas connotaciones de final”, apunta Moyano.

La principal duda en cuanto al rival reside en el estado físico de sus dos lesionados, el extremo Baronetto y, sobre todo, el lateral Mattheus, máximo referente ofensivo de los arandinos. “Nosotros preparamos el partido como si estuviese, pero también hemos visto cosas por si falta. Estaremos listos”, señala Moyano. En caso de no estar el brasileño, auténtico puñal en el uno contra uno y con un lanzamiento más que notable, el principal argumento ofensivo es el pivote Javi García, autor de 111 dianas en esta Liga. “Le ha hecho daño a todos los equipos”, advierte el entrenador madrileño.

Pero Moyano apunta que “han evolucionado a lo largo de la temporada. Han pasado de tener una primera línea similar, de uno contra uno, lanzamiento en proximidad y juego con pivote a meter a lanzadores más clásicos como Sukic y Leonel”. Los diestros Souto y Elustondo actúan en el lateral derecho y para la dirección Alberto Suárez confía en Cunha y Nico López. Pero el elemento destacable del Aranda es la defensa. “Colectivamente están en el top de la Liga. Tienen una defensa seria y sólida”, resalta Moyano, que asume que “nosotros tenemos que intentar hacer bien nuestro trabajo”.

Por otra parte, Cangas y Cisne se han puesto de acuerdo para ubicar en el calendario el duelo aplazado de la semana pasada por los casos de Covid en el cuadro pontevedrés. El choque se jugará el 31 de marzo.

Vilanova, a la espera de saber el alcance de su lesión

La única baja del Cangas para el partido de mañana será la de Carlos Vilanova. El extremo derecho está pendiente de que se le haga una resonancia magnética para conocer el alcance de la lesión de rodilla que sufrió la semana pasada en un entrenamiento con el Automanía Luceros. Los primeros diagnósticos hablan de un fuerte esguince, pero tampoco se descarta la existencia de una rotura parcial del ligamento lateral externo de la articulación.

Regreso del público a O Gatañal

La vuelta al pabellón de O Gatañal tras el fructífero exilio de Bueu (saldado con dos triunfos ante Valladolid y Puerto Sagunto y una ajustada derrota frente al Benidorm) irá acompañada del retorno del público a las gradas de los pabellones gallegos. Las noticias que ayer tenía la directiva del Cangas es que el duelo de mañana podrá ser presenciado por 250 espectadores, conforme a las normas dictadas desde la Xunta de Galicia, y de las que se hacía eco la Federación Gallega de Balonmano. Esto supondrá que el club pondrá en marcha hoy y mañana la maquinaria para tratar de vender esas localidades y que el estreno de la pista de O Gatañal se vea potenciado por el calor de la afición en las gradas.

El equipo se adapta a la nueva superficie

La plantilla del Frigoríficos trata de adaptarse contrarreloj a la nueva superficie en la que jugará sus partidos y en la que lleva entrenándose desde el lunes. “Estamos haciéndonos a ella, a tomar de nuevo las referencias”, apunta Moyano, que admite que en estos días los suyos han notado una mayor carga en las piernas por el cambio de pista.

Compartir el artículo

stats