Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Preferente Sur

El Beluso aboga por tirar la toalla

El técnico Óscar García ve “casi imposible” empezar la Liga y propone preparar ya la próxima campaña

Un partido del Beluso de la  pasada  campaña ante el Polígono de San Ciprián. |  // GONZALO NÚÑEZ

Un partido del Beluso de la pasada campaña ante el Polígono de San Ciprián. | // GONZALO NÚÑEZ

“Está muy bien que la Federación Gallega lo haya intentado hasta el final, que hiciera todo lo posible para que hubiese competición, pero quizás es ya el momento de rendirse”. Así de claro se manifiesta el entrenador de la Cultural Deportiva Beluso, Óscar García, al considerar “casi imposible” que pueda haber liga en la Regional Preferente este año después de las máximas restricciones fijadas por el Gobierno Gallego, que estarán vigentes al menos hasta el 17 de febrero. Su escuadra ha paralizado los entrenamientos y la opinión del técnico es que “lo mejor sería comenzar a pensar en la próxima temporada”.

Los vaivenes de la pandemia han movido a la Preferente como si esta se encontrase en una montaña rusa. Tras varias idas y venidas el conjunto buenense arrancó su pretemporada con la idea de comenzar la Liga a finales de enero. “Estábamos con mucha ilusión. Nos gustaba el grupo que nos tocó, llevábamos siete y ocho entrenamientos seguidos, ya habíamos jugado un partido amistoso y nos faltaban otros dos”, relata García. Sus pupilos habían vuelto a los terrenos de juego ante el Juvenil, y aunque cayeron por 1-3 ante el mayor rodaje visitante (los de O Morrazo apenas acumulaban un par de sesiones y los ponteareanos llevaban tres semanas trabajando), las sensaciones eran buenas.

“Todos queríamos empezar, pero luego llegaron estas nuevas medidas y todo se truncó”, afirma. En el Beluso no había duda alguna. Los entrenamientos se paralizaban. “No tenía sentido, porque al vivir en Cangas ni siquiera yo podía desplazarme al campo. Solo podrían estar los jugadores de Bueu y trabajando por separado”, relata. Así pues, optó por enviar a la plantilla para casa y remitirle a los jugadores un plan de trabajo, similar al que se cumplió durante el confinamiento.

Óscar García se muestra muy escéptico sobre la posibilidad de competir esta temporada. “Dicen que en 15 días tratarán de ver una solución, pero yo no lo veo muy factible. Apenas quedan fechas, porque nosotros solo podemos jugar los fines de semana”, asegura, antes de añadir que “hacer una Liga rápida ahora a lo mejor perjudica la siguiente”. Por ello su apuesta es la de empezar a planificar la próxima campaña, apostando incluso por comenzarla antes en función de la evolución de la Covid-19. “Es una lástima, pero creo que hay que intentar pensar en una Liga más normal de cara a la próxima campaña”, sentencia.

La idea es seguir con el mismo grupo

Óscar García ha expresado su interés en poder contar con la misma plantilla de cara a la próxima temporada en caso de que no se pueda disputar esta. “Estoy muy contento con los 21 jugadores que tenemos ahora, contando con los que estaban a prueba, y mi esperanza es poder seguir con ellos el año próximo”, afirma. El preparador morracense contaba por el momento con los porteros Kevin, Sergio Mourelle y Pana; los defensas Iván, Álex Fernández, Pol y Pousa; los centrocampistas Dieguito, Reiriz, Torres, Manufre, Javi Nogueira y Serxio; y los delanteros Vivi, Rúa y Curri. A ellos se sumaban a prueba los centrales Manu Piñeiro y Raúl Fernández; el lateral izquierdo Borja y los medios Marcos Iglesias y Hugo Pousada. El Beluso había sido encuadrado en uno de los tres grupos de la Preferente Sur, compitiendo en la primera fase con Umia, Cambados, Gran Peña y Pontevedra B.

Compartir el artículo

stats