Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ángel Rodríguez | balonmano - División de Honor Plata | Jugador del Eivissa

“Trabajando como lo estábamos haciendo, no tengo dudas de que el Frigoríficos del Morrazo se salvará”

El deportista moañés asegura que “este era el momento de dar el salto de categoría”

Ángel Rodríguez intenta lanzar en un escorzo en un encuentro con la camiseta del Automanía Luceros. Gonzalo Núñez

Víctor García, “Pillo”, lo hizo debutar en la Liga Asobal cuando apenas tenía 19 años, convirtiéndolo en uno de los últimos exponentes de la cantera del Cangas. Moañés de nacimiento Ángel Rodríguez ha ido alternando un papel preponderante en el filial de Primera Nacional con participaciones esporádicas en el primer equipo. Y es ahora, a punto de cumplir los 23, cuando se ha decidido a dar el salto y a iniciar una nueva aventura lejos de Cangas. El primera línea viste la camiseta del Eivissa de División de Honor Plata, con el que aguarda debutar este fin de semana.

Rodríguez coincidirá en el Eivissa con un excompañero y amigo como Pablo Castro y con un cangués en el banquillo, el entrenador Eugenio Tilve.

– ¿Cuáles han sido las razones que lo han movido a fichar por el Eivissa?

– No estaba teniendo muchas oportunidades arriba y el hecho de ir a un equipo de División de Honor Plata siempre es un aliciente para seguir mejorando.

– Se ha ido ahora pero ya tuvo alguna opción más de hacerlo en el mes de diciembre.

– Sí, me llamó el Lalín. Había alguna opción y solo faltaba que llegase una buena oferta.

– ¿Le ha llegado el momento de dar el salto?

– Yo creo que sí. Tampoco tenía sitio en el primer equipo y venir aquí es poder subir de categoría, porque solo estaba jugando en el equipo de Primera Nacional.

– Debutó muy joven en el primer equipo, pero luego no ha acabado de asentarse y de tener continuidad.

– Al final también es cierto que tienes compañeros muy buenos y tampoco acabas de tener la oportunidad de dar ese salto.

– Quizás tampoco le hayan ayudado los cambios de posición. Empezó de lateral derecho, pasó a ser central, en el primer equipo jugó por circunstancias de extremo...

– He rotado por casi todas las posiciones de la primera línea y por circunstancias tuve la oportunidad en el extremo. Al final es cierto que juegas de todo, pero tampoco en un sitio concreto. Aquí en Eivissa estoy entrenando de central, aunque también paso por otros puestos de la primera línea.

– Supongo que el hecho de coincidir en el equipo con Pablo Castro y tener un entrenador de Cangas como Eugenio también habrán tenido su influencia.

– Claro, en la adaptación en la primera semana me ayudó muchísimo Pablo, y de hecho estuve viviendo en su piso. Aparte de compañero es muy amigo mío y eso hace las cosas mucho más fáciles. A Eugenio no lo conocía, pero tanto él como la directiva me han tratado muy bien.

– La pena es que no pudo debutar, ya que la semana pasada se suspendió el partido por casos de Covid en el equipo contrario.

– Sí, es una pena, y tocará viajar mañana [por hoy] para jugar el domingo [mañana] en Alicante, y a ver si damos un arreón en la tabla.

Ángel Rodríguez con la camiseta de su nuevo equipo, el Eivissa de División de Honor Plata FDV

– Llega a un club que ha hecho un esfuerzo importante pero cuya temporada está siendo irregular, especialmente en las últimas semanas a causa de las lesiones.

– Sí, se han acumulado las lesiones y este es un grupo muy igualado, donde puedes ganar o perder en cualquier sitio. Ahora esperamos sacar los próximos partidos.

– ¿El objetivo es la permanencia o aspiran a algo más?

– Ahora mismo lo que importa es pensar a corto plazo. Hay que meterse entre los cinco primeros para luchar en el grupo de arriba en la segunda fase. Después, en función de cómo nos vayan saliendo las cosas, ya nos marcaremos los objetivos. Lo importante es estar en el primer grupo para salvarnos.

– Supongo que tendrá un ojo pendiente del Frigoríficos, que comienza febrero en una delicada situación.

– Hay que pensar que esto es Cangas y al final nos gusta sufrir. Con el equipo que hay y si siguen trabajando tanto como hasta ahora no me cabe duda de que se conseguirá la permanencia.

– Febrero, con seis partidos en 25 días, algunos ante rivales directos, se antoja decisivo...

– Será un mes bastante duro, con partidos que se pueden ganar y así salir de ahí. Este mes va a ser clave para poder abandonar los puestos de descenso y a partir de entonces seguir creciendo y escalar alguna posición para que no haya un final agónico.

– ¿La juventud del equipo hace que haya mucho margen de mejora y el rendimiento tenga que subir?

– Hay muchos jóvenes pero la adaptación ha sido rápida por el buen grupo que hay. Hay margen de mejora y es cuestión de tiempo que los resultados lleguen.

Compartir el artículo

stats