Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol - Tercra División

El Alondras hace borrón y cuenta nueva

Jorge Otero subraya que “hay que seguir” pese a haber perdido “una gran oportunidad”

Manu Santos persigue un balón en el duelo ante el Barco. |  // GONZALO NÚÑEZ

Manu Santos persigue un balón en el duelo ante el Barco. | // GONZALO NÚÑEZ

Levantarse y seguir luchando. Este es el mantra que se repite en un Alondras al que el fin de semana dejó un sabor muy amargo con la derrota ante el Barco en el último minuto. “Ya sabíamos que la Liga iba a ser muy complicada, con muchos equipos peleando. Es cierto que continuamos arriba pero ganar cuesta muchísimo”, reflexiona el entrenador del conjunto cangués, Jorge Otero.

El técnico asume que los suyos perdieron “una magnífica ocasión” de afianzarse entre los tres primeros a costa de un rival directo, pero también que el nivel del Barco “es el de un grandísimo equipo”. Así, el mensaje es “seguir, porque no queda otra. Siempre hemos dado la cara y los jugadores están concienciados de que queremos estar arriba. Ahora nos queda afrontar la semana con mucha ilusión y ganas”. Acepta que el sentimiento es de “rabia contenida” pero también sabe que lo sucedido no deja de ser una circunstancia del fútbol. “Seguro que nosotros también ganaremos algún partido en el 90 o sin merecerlo”, sentencia.

Sobre el choque opina que el resultado más normal hubiese sido un empate, pero que su equipo cometió errores en la recta final. “En los últimos 20 minutos nos descolocamos, estamos mal posicionados y nos faltó tranquilidad. Hicimos unos 60 primeros minutos a un buen nivel y luego pasamos del posible 2-1 al 1-2”, señala, en referencia a la clara ocasión desperdiciada por Mauro previa al gol del triunfo de los ourensanos.

Otero no rehúye la autocrítica y reconoce que “a lo mejor yo tampoco hice la mejor lectura del partido. Tomas decisiones en el momento y al final nos descolocamos y corrimos demasiado detrás de los delanteros rivales”. Eso sí, matiza que “no hay ningún reproche a los futbolistas que salieron desde el banquillo, ni mucho menos” y destaca que “el equipo estuvo de diez y la aportación de los veteranos fue fantástica”. Añade que “hay que asumir que esto se decide por cuestión de detalles y cada partido es importantísimo porque la igualdad en la categoría es absoluta”.

Lo que el preparador de Nigrán tiene muy claro es que “todos hubiésemos firmado estar en esta situación a principios de temporada”. Los cangueses comparten la tercera plaza con el Barco con 21 puntos, justo por detrás de Arenteiro y Arosa, que suman 23 pero con dos partidos menos disputados. Los de O Carballiño han tenido casos de Covid y los arousanos se han visto implicados indirectamente al no poder jugar contra el Arenteiro y contra la UD Ourense, que también comunicó varios casos. “No sé cómo les va a repercutir el llevar tanto tiempo sin competir, porque una cosa es entrenar y otra muy diferente jugar”, afirma. Eso sí, Otero subraya que “no debemos ver más allá de nuestro partido. Lo que hagan los demás no tiene valor si nosotros no ganamos nuestros partidos”.

Pendientes del estado físico de Aitor Díaz

El estado físico de Aitor Díaz es una de las principales preocupaciones en el Alondras de cara al encuentro del próximo fin de semana ante el Pontellas. El veterano central tuvo que retirarse en el descanso del duelo del pasado domingo ante el Barco al sufrir unas molestias en uno de sus gemelos. “No acaba de encontrarse bien y habrá que intentar que pueda llegar al partido en las mejores condiciones, con tratamiento de fisioterapia y a lo mejor reduciendo la intensidad de los entrenamientos”, señala Jorge Otero. “Intentaremos que llegue bien y si no hay otros futbolistas preparados para ocupar su lugar”, comenta. Otro de los que apura su recuperación para poder estar entre los elegidos es Martín, cuya lesión –y la que tuvo Nucho– abrió las puertas de la titularidad al guardameta juvenil Manu Vizoso.

Primeros minutos de la Liga para Firi

La dura derrota en el último minuto ante el Barco dejó un detalle positivo en el Alondras en el debut de Adrián Freire, “Firi”, que disputó sus primeros minutos esta temporada tras haber superado una lesión que lo tuvo en el dique seco desde pretemporada. El punta salió en la recta final del choque y apenas tuvo tiempo de tocar balón. “Se lo merece porque es un chico fantástico y trabajador y esto es un premio para él”, dice Otero.

Compartir el artículo

stats