Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Tercera División

Manu García y Arnosi dejan el Alondras

El atacante se va a estudiar a Estados Unidos y el central sale ante la falta de minutos

Manu García protege el balón en el duelo entre Alondras y Arenteiro. |  // CARLOS PETEIRO

Manu García protege el balón en el duelo entre Alondras y Arenteiro. | // CARLOS PETEIRO

Manu García y Arnosi abandonarán el Alondras en este arranque de 2021. El conjunto cangués perderá en los próximos días por diferentes razones a dos de sus efectivos y bucea ya en el mercado para intentar reforzar a una plantilla que se queda con únicamente 19 futbolistas sénior. Por el momento apenas ha habido contactos, toda vez que el técnico rojiblanco, Jorge Otero, ha insistido en la idea de que quienes puedan llegar sean futbolistas que aporten y no se limiten a hacer número.

La salida de Manu García obedece a motivos puramente académicos. El canterano cursa estudios en una universidad de Estados Unidos, pero se vino a Cangas en marzo con la eclosión de la pandemia del coronavirus. La situación clínica le hizo quedarse en España, pero ahora su universidad ha anunciado que retomará las clases presenciales para este último semestre. García, que está en el último curso de una carrera equiparable a Administración y Dirección de Empresas, cuenta con una beca como deportista y debe acudir a la llamada académica. En los próximos días, por tanto, tomará un avión para regresar a Estados Unidos.

La suya será una ausencia notable dentro de los esquemas de Jorge Otero. A pesar de haber sido uno de los futbolistas a los que más les costó adaptarse al ritmo de la Tercera, como en su momento reconoció su entrenador, lo cierto es que posteriormente asumió a la perfección a su nuevo rol de delantero de referencia y ha acabado disputando muchos minutos. La lesión de Jonás le abrió la puerta a la titularidad y desde entonces ha participado activamente en los encuentros de su equipo. Prueba de ello es que ha acabado jugando un total de 375 minutos distribuidos en cinco partidos, y con un gol anotado, el que marcó en la goleada (4-0) ante el Ribadumia.

Arnosi también ha solicitado su baja al club, aunque en su caso la razón es la escasa presencia que ha tenido en el equipo a lo largo de la primera vuelta de la fase inicial de la Tercera División. El central apenas ha disputado 50 minutos, distribuidos en dos encuentros, una circunstancia que lo ha animado a salir para evitar estancarse. La veteranía de Aitor Díaz y la impresionante eclosión del joven Brais, llegado directamente desde el juvenil del Val Miñor, y que está completando un excelente año, le han cerrado el paso en el centro de la defensa, donde incluso un futbolista del nivel de Agujetas tiene que aguardar su oportunidad. Arnosi llegó la pasada campaña procedente del Atios, en donde había jugado unos meses tras haber dado el salto desde el Val Miñor Juvenil. En Cangas jugó un total de 14 partidos, nueve de ellos como titular.

Ni Manu García ni Arnosi participaron en el amistoso del sábado con el Coruxo ante su inminente salida del Alondras, y dejan ahora a la plantilla con un total de 19 futbolistas, entre los que se encuentran Martín y Firi, que apuran la recuperación de sus lesiones.

El club busca un extremo y un delantero

El Alondras tiene muy claras las prioridades a la hora de acudir al mercado invernal, que se prolongará durante todo el mes de enero. En este sentido la salida de Arnosi no preocupa en exceso, ya que se considera que el eje de la defensa está bien cubierto con Aitor Díaz, Brais y Agujetas, además de la opción de que Manu Santos pueda echar una mano cuando sea necesario. Los esfuerzos se van a centrar en buscar futbolistas de un perfil ofensivo. Y ahí la prioridad es encontrar a un jugador de banda y a un delantero. El primero de ellos es una pretensión de hace meses, al tratarse de un puesto que no pudo cubrirse cuando se configuró la plantilla. Mauro es el único hombre específico de banda y Otero se ha visto obligado a adaptar ahí con éxito a Jesús Varela. Luismi o Cacheda podrían caer en zonas exteriores, pero pierden prestaciones con respecto a su hábitat natural. La delantera es la otra posición que se quiere reforzar, ya que únicamente quedaría Jonás como nueve de referencia. Ahí, no obstante, Otero cuenta con alguna solución más al poder situar en vanguardia al polivalente Firi, a quien se confía en recuperar en un par de semanas. Millán es otra de las opciones, aunque con características diferentes a las de un delantero centro clásico. Lo que sí parece claro es que las llegadas quedarán restringidas a uno o, a lo sumo, dos futbolistas, y que solo habrá fichajes si llegan para aportar minutos. En caso contrario se prefiere echar mano puntualmente de los juveniles.

Compartir el artículo

stats